Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saakashvili dice que el país vive en condiciones de ocupación tras la guerra con Rusia

El presidente de Georgia Mijaíl Saakashvili, constató hoy que el país "vive en condiciones de ocupación" tras la guerra de agosto pasado con Rusia, que reconoció la independencia de las regiones separatistas de Osetia y Abjasia.
"La soberanía de Georgia se ve amenazada por un enemigo fuerte y peligroso, que no reconoce el derecho internacional y habla con el mundo civilizado en el lenguaje del chantaje y las amenazas", afirmó al presentar al Parlamento el mensaje sobre el estado de la nación.
El jefe de Estado recordó que durante el conflicto armado murieron 166 efectivos militares, 16 policías y centenares de civiles georgianos, mientras el Ejército ruso "destruyó aldeas y bombardeó ciudades" para proteger a los separatistas.
"El objetivo de nuestro enemigo es desmembrar definitivamente Georgia para que desaparezca del mapamundi. Por ello, nuestra tarea es conseguir una integración aún mayor en el mundo civilizado y al máximo acercamiento posible a Europa y la OTAN", proclamó.
Saakashvili prometió recuperar Osetia del Sur y Abjasia "de forma pacífica", atrayéndolas mediante el desarrollo económico de Georgia, y restablecer las relaciones con Rusia, pero solo cuando Moscú reconozca el derecho de Georgia de ser "libre e independiente".
En cuanto a la crisis económica y financiera global, el líder georgiano propuso a ministros y diputados "apretarse el cinturón" y reducir el gasto público.
El presidente -acusado por la oposición de malgastar 300 millones de dólares en sus viajes en solitario o con sus familiares por todo el mundo-, dijo que dará el ejemplo cediendo una de sus residencias a los refugiados y vendiendo otras dos para engrosar las arcas.
Saakashvili, quien rechaza las demandas de la oposición de que dimita e insiste en que agotará su segundo mandato, hasta 2013, propuso a sus detractores "cesar los duelos políticos", pues la prioridad del país es salvar la economía y detener el paro en condiciones de crisis, y atender los problemas de los refugiados.
Además, anunció una inversión de 2.200 millones de dólares en la economía y afirmó que el país por ahora ha conseguido evitar el impacto de la crisis, preservar su sistema bancario y mantener una cotización estable de la moneda nacional, el lari.
Tras la intervención, Saakashvili se quedó en la sala y, por primera vez en cuatro años, escuchó las criticas de la oposición, que denunció la censura en los medios de comunicación, la corrupción y nepotismo en los negocios y la justicia la manipulación de la estadística económica y financiera por parte de las autoridades.
"Todos los programas del Gobierno son virtuales y muy alejados de la realidad. El Ejecutivo no tiene instrumentos para resolver los problemas del paro, recapacitación y pago de subsidios", afirmó en particular el diputado cristiano-demócrata Gueorgui Ajvlediani.