Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Senadoras demócratas urgen a Obama a favorecer la elección de una mujer para la Secretaria General de la ONU

Un grupo de siete senadoras demócratas ha instado al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a que use su influencia para favorecer la elección de una mujer al frente de la Secretaría General de Naciones Unidas.
"Le urgimos a que garantice que Estados Unidos asume el liderazgo en el impulso de la consideración de candidaturas de mujeres cualificadas para este cargo", han escrito en una carta enviada a Obama y difundida este jueves.
Las senadoras han considerado que los estados miembro deberían aprovechar esta renovación en la Secretaría General de la ONU para "reafirmar el principio fundamental de igualdad" sobre el que se erige la organización internacional.
Las firmantes se han mostrado conscientes de que la designación debe basarse en criterios de mérito y capacidad, dado que las actuales crisis requerirán cada vez más la intervención del secretario general de Naciones Unidas.
"Numerosos estudios han mostrado la significativa representación de las mujeres en la toma de decisiones sobre paz y seguridad en todo el mundo y la eficacia de estos esfuerzos", ha indicado el grupo, liderado por la veterana senadora Barbara Boxer.
"Además, una secretaria general daría una perspectiva diferente a muchos desafíos y ayudaría a garantizar una mayor atención al género en el marco de la ONU", han añadido, indicando que los hombres ocupan el 92 por ciento de los cargos de responsabilidad en Naciones Unidas.
LA SUCESIÓN DE BAN
El mandato de Ban Ki Moon, que ha ejercido la representación de la ONU desde 2007, expirará a final de 2016, de modo que las intensas negociaciones que preceden a estos procesos de selección obligan a abrir ya la carrera sucesoria.
El proceso comenzó oficialmente el pasado 15 de diciembre, cuando los presidentes del Consejo de Seguridad y la Asamblea General, la estadounidense Samantha Power y el danés Mogens Lykketof, respectivamente enviaron una carta a los 193 miembros para que propusieran candidatos.
Los aspirantes deben tener "probado liderazgo, capacidad de dirección, extensa experiencia en las relaciones internacionales y fuertes habilidades diplomáticas, comunicativas y políglotas", especificaron Power y Lykketoft.
También subrayaron la importancia de mantener "la diversidad regional en la selección de los anteriores secretarios generales", en alusión a la norma no escrita sobre la rotación por regiones, que esta vez favorecería al este de Europa.
"Convencidos de la necesidad de garantizar las mismas oportunidades a los hombres y a las mujeres para acceder a las posiciones de toma de decisiones, animamos a los estados miembros a considerar la candidatura de mujeres, así como la de hombres", añadieron.
Hasta ahora se han mencionado siete candidatos, incluidas tres mujeres: la directora general de la UNESCO, Irina Bokova; la ex ministra de Exteriores de Croacia Vesna Pusic; y la ex ministra de Exteriores moldava Natalia Gherman.