Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seúl pide a Pyongyang que aclare su posición respecto a las reuniones de familias separadas por la guerra

El Gobierno de Corea del Sur ha solicitado este miércoles a las autoridades norcoreanas que aclaren su posición respecto a las reuniones de familiares separadas por la guerra de Corea (1950-1953), en medio del silencio de Pyongyang ante la última oferta de Seúl.
Así, el Gobierno surcoreano ha solicitado una respuesta "rápida" a dicha propuesta, formulada el lunes, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
En este sentido, el Ministerio de Unificación de Corea del Sur ha lamentado que Pyongyang no haya adoptado una postura clara ante la propuesta.
En un mensaje remitido a Pyongyang Seúl propuso que la nueva ronda de reuniones de las familias separadas se celebre del 17 al 22 de febrero, en la montaña Kumgang, un centro turístico en la costa oriental norcoreana.
El viernes, Pyongyang había propuesto organizar las reuniones de las familias separadas en un "momento conveniente" para Corea del Sur, en un nuevo gesto conciliador hacia el país vecino, con el que sigue técnicamente en guerra.
El año pasado, Corea del Norte canceló repentinamente las reuniones de las familias separadas en el último minuto. Millones de coreanos siguen estando separados desde la Guerra de Corea, que terminó en un alto el fuego y no con un tratado de paz.
Las dos Coreas han celebrado más de una docena de rondas de estas reuniones desde cumbre histórica en el año 2000 entre el entonces presidente surcoreano, Kim Dae Jung, y el entonces líder norcoreano, Kim Jong Il, reuniendo a más de 21.700 personas separadas desde la Guerra de Corea.