Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seúl rechaza la propuesta de Tokio de acudir a la CIJ por la disputa por la soberanía de las Takeshima

Corea del Sur ha rechazado este viernes la propuesta de Japón de acudir a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para solucionar la disputa por la soberanía de las islas Takeshima, al considerar que no hay conflicto alguno porque el archipiélago es territorio surcoreano.
"Como ya hemos dicho anteriormente, no responderemos a la propuesta de Japón porque no hay ninguna razón para acudir a la CIJ", ha dicho una fuente del Ministerio de Exteriores de Corea del Sur a la agencia de noticias Yonhap.
"La posición del Gobierno es clara: no hay una disputa territorial sobre las islas Dokdo (como se conocen en Corea del Sur) porque históricamente han formado parte del territorio surcoreano, de acuerdo con el Derecho Internacional", ha argumentado.
En la misma línea, los legisladores del gobernante Partido Saenuri han advertido al Ejecutivo de que "Corea del Sur podría caer en el juego que ha montado Japón para hacer cree a la comunidad internacional que la soberanía de las islas está en disputa".
Además, han solicitado al Gobierno que extreme las precauciones en las prácticas militares que pretende llevar a cabo durante la primera semana de septiembre en aguas del archipiélago, ya que incluyen el uso de aviones y buques de guerra.
El ministro de Exteriores de Japón, Koichiro Gemba, ha comunicado este viernes la decisión de su Gobierno al embajador surcoreano en Tokio, Shin Gak Su. Es la primera vez que el país realiza esta propuesta a su vecino regional desde 1962.
El canciller ha convocado al diplomático para expresarle una queja formal por la visita que el presidente surcoreano, Lee Myung Bak, realizó hace una semana a Ulleungdo, una de las islas del archipiélago.
La disputa territorial cobró actualidad hace una semana, cuando Lee decidió realizar una visita a las islas, a pesar de que el Gobierno de Japón le había pedido horas antes que cancelara el viaje para no perjudicar las relaciones bilaterales, que pasan por uno de sus mejores momentos.
La tensión bilateral se ha disparado esta semana, después de que Lee exigiera al emperador japonés, Akihito, que se disculpara por el régimen colonial en la península coreana (1910-1945) y de que dos altos cargos nipones visitaran un santuario dedicado a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, incluidos criminales de guerra.