Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TPI rehúsa remitir a la ONU la decisión de Sudáfrica de no detener a Al Bashir en 2015

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha dictaminado que Sudáfrica incumplió sus obligaciones al no detener al presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, aprovechando una visita oficial en junio de 2015, pero ha rehusado remitir el caso al Consejo de Seguridad de la ONU para que estudie posibles medidas.
La Cámara de Instrucción Número 2 del TPI ha concluido que Sudáfrica "no cumplió con la petición de la corte de arrestar y entregar a Al Bashir", acusado de genocidio y crímenes contra la Humanidad por los abusos cometidos contra diversos grupos étnicos en la provincia de Darfur entre 2003 y 2008.
A pesar de que supone un incumplimiento de los compromisos adquiridos bajo el Estatuto de Roma, los magistrados consideran que referir el caso al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no es una forma "eficaz" de "obtener cooperación" por parte de Sudáfrica, según un comunicado. Asimismo, han recordado que la Justicia sudafricana ya cuestionó la decisión del Gobierno.