Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Temer reconoce una "violencia permanente contra la mujer" en Brasil

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, ha reconocido este martes la existencia de una "violencia permanente contra la mujer" en el gigante suramericano, tras la conmoción social causada por una violación en grupo a una adolescente de Río de Janeiro.
"Hay una violencia permanente contra la mujer en todos los estados", ha dicho en una reunión celebrada en Brasilia con el ministro de Justicia y Ciudadanía, Alexandre de Moraes, y los secretarios estatales de Seguridad Pública.
Temer ha subrayado que "la competencia" sobre estos temas "no es exactamente federal" por lo que ha urgido a las regiones a emprender acciones conjuntas "para combatir esta especie de violencia", según informa Agencia Brasil.
"La violencia debe ser derrotada y para ello, en un sistema federal, seguramente será necesaria una actuación conjunta de la Unión y los estados e incluso de los municipios", ha indicado el líder del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).
El mandatario ha hecho estas declaraciones después de la indignación generada por una violación ocurrida hace dos semanas. La víctima, una adolescente de 16 años, fue drogada a la salida de la casa de su novio y al despertarse estaba desnuda, dolorida y rodeada de varios hombres.
Los autores de este delito grabaron la violación y difundieron un vídeo de 40 segundos que fue borrado poco después de las redes sociales, pero permaneció lo suficiente para generar una ola de indignación que alertó a las autoridades.
El clamor social suscitó incluso la respuesta de ONU Mujeres, que instó a través de un comunicado al Gobierno brasileño a investigar los hechos y respetar la intimidad de la víctima, más tratándose de una menor.
La Policía Civil del estado de Río de Janeiro anunció el pasado viernes --casi una semana después-- la apertura de una investigación al respecto, revelando que había varios sospechosos, entre ellos novio de la víctima.
El jefe de la unidad de delitos informáticos, Alessandro Thiers, ha admitido la pasividad de las autoridades. "No tengo problema en asumir las carencias de la Policía. Esta institución hace mucho más de lo que puede hacer", ha esgrimido.
La víctima, que ha sido incluida en un programa de protección a menores, ha agradecido la movilización social en su apoyo. "Realmente creí que me iban a juzgar mal", ha escrito en Facebook, al tiempo que ha reclamado el fin de la impunidad de las violaciones en Brasil.