Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Justicia hongkonesa ordena a los manifestantes abandonar los campamentos

La Policía de Hong Kong retira nuevamente barricadas en la zona de Mong KokREUTERS

El Tribunal Supremo de Hong Kong ha ordenado este lunes a los manifestantes pro democracia que ocupan el centro de la excolonia británica que desalojen las zonas de Mong Kok y Admiralty,

El alto tribunal ha atendido la solicitud presentada por asociaciones de taxistas y conductores de autobús contra los manifestantes acampados entre la intersección entre las calles Nathan y Argyle y Dundas, en Mong Kok.
En una segunda orden, emitida poco después, el Tribunal Supremo ha ordenado evacuar también la intersección entre la avenida Tim Mei y la calle Lung Wui, en Admiralty, según ha informado la agencia de noticias oficial, Xinhua.
En ambos casos, el órgano jurisdiccional ha admitido los argumentados de los demandantes, según los cuales las protestas democráticas han provocado "inconvenientes" como "afectar gravemente a las operaciones comerciales".
El juez también ha reconocido que ha habido violencia en las movilizaciones, advirtiendo de que una ocupación permanente de estas calles podría llevar a enfrentamientos aún mayores entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad.
Las órdenes judiciales tienen efecto inmediato, por lo que los manifestantes deberán desalojar Mong Kok y Admiralty en las próximas horas. De no ser así, el plazo para evacuar estas zonas expirará el viernes.
Desde Mong Kok, el abogado de Poder Popular Albert Chan Wai Yip ha explicado a los manifestantes que hay margen para recurrir sendas órdenes judiciales, aunque les ha advertido de que permanecer en dichos lugares podría tener consecuencias legales para ellos.
Desafío a las autoridades
A pesar de ello, cientos de personas continúan acampando en estas zonas de Hong Kong, pese a los violentos intentos de los últimos días de las autoridades chinas de liberar el centro financiero de la ex colonia británica.
"La Policía siempre intenta despejar estos sitios, con o sin órdenes judiciales", ha recordado Joshua Wong Chi Fung, uno de los manifestantes, adelantando que seguirá en Mong Kok, de acuerdo con el 'South China Morning Post'.
"Las órdenes judiciales no me asustan. Continuaré aquí, siempre ha sido ilegal, de todas formas", ha dicho en la misma línea Larry Choi, que también participa en la acampada en Mong Kok.
Por su parte, Fun Li, otra manifestante, ha acusado al Gobierno de forzar a terceras partes para que busquen salidas judiciales. "Pero nosotros seguiremos acampados pacíficamente", ha sostenido.
"Al borde de la revuelta"
En este contexto, la Policía hongokonesa ha alertado de que "estamos al borde la revuelta", si no se completa el desalojo de Mong Kok y Admiralty, al tiempo que ha pedido la colaboración de los padres para disuadir a sus hijos de que participen en las protestas.
"Estamos muy preocupados por esta situación ilegal. Aunque aún no ha habido un gran enfrentamiento, la crisis podría estallar en cualquier momento", ha insistido el portavoz de la Policía de Hong Kong, Hui Chun Tak, en la rueda de prensa diaria celebrada este lunes.
Interrogado sobre cuándo se producirán estos desalojos, ha rehusado contestar, limitándose a subrayar que tanto Mong Kok como Admiralty "son zonas de alto riesgo" por la existencia de "manifestantes radicales, expertos en crear problemas".
Además, ha acusado a los manifestantes de usar a niños y adolescentes como "escudos humanos", considerando que "es un comportamiento extremadamente egoísta, irresponsable y totalmente inaceptable".
Por todo ello, la Policía hongkonesa ha emitido un comunicado en el que ha instado a padres y madres a impedir que sus hijos se unan a las acampadas en Mong Kok y e Admiralty, alertando de que podría ser "muy peligroso".
"En la medida en que algunos manifestantes actúan cada vez de forma más radical, cualquiera que lleve niños a las zonas de alto riesgo podría poner su seguridad en peligro", ha explicado, urgiendo a los padres a "tomar las medidas adecuadas para proteger a sus hijos".
'Occupy' Hong Kong
Los hongkoneses, sobre todo estudiantes e intelectuales, se manifiestan desde hace meses para exigir la retirada del filtro del Partido Comunista a los candidatos a gobernador de este territorio chino de cara a los comicios de 2017.
A pesar de que el régimen chino ha intentado restar importancia a las protestas democráticas en Hong Kong, que son vistas con lejanía desde el territorio continental, su duración y el foco internacional han obligado a Pekín a reaccionar.
En un primer paso, el gobernador de Hong Kong, Leung Chun Ying, ha accedido a reunirse con los manifestantes esta semana para iniciar un diálogo que no parece que vaya a prosperar sin concesiones gubernamentales debido a la determinación de los hongkoneses.