Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump insiste en que "mucha gente" habría acudido a la reunión a la que fue su hijo con la abogada rusa

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido en que "mucha gente" habría acudido a la reunión a la que asistió su hijo mayor, Donald Trump Jr., con Natalia Veselnitskaya, una abogada cercana al Kremlin, en un nuevo intento por defender a su primogénito de las críticas que han surgido tras conocerse el encuentro.
La polémica se remonta a junio de 2016, cuando Donald Trump Jr., su cuñado Jared Kushner y el entonces jefe de campaña, Paul Manafort, se vieron en Nueva York con la abogada rusa Natalia. El cebo para organizar la cita fueron unos supuestos datos comprometedores sobre Hillary Clinton, aunque finalmente no se habría entregado ninguna información de este tipo.
En declaraciones a bordo del avión presidencial hacia París, realizadas el miércoles, Trump ha repetido que "como todo el mundo sabe", su hijo "es un buen chaval". "Y tuvo esa reunión, pero no pasó nada. Fue una reunión corta", ha agregado, antes de repetir que no se había enterado del encuentro hasta "dos o tres días antes".
El presidente ha detallado que su yerno, Jared Kushner, "salió en pocos minutos" de la reunión y que el otro --en referencia a Manafort-- "estaba jugando con su iPhone" mientras Trump Jr. "escuchaba, por cortesía", hasta que "se dio cuenta" de que la reunión no le aportaría nada.
"Honestamente, en el mundo de la política, mucha gente habría ido a esta reunión. Si alguien te llama, y eres del Partido Demócrata, y te dice 'Tengo información sobre Donald Trump'"... Estás compitiendo contra él. ¿Lo ves? Quiero decir... ¿cuánta gente no habría ido a esa reunión?", ha agregado, en declaraciones incluidas en una nota difundida por la Casa Blanca.
El hijo mayor del presidente aceptó el año pasado, en plena campaña presidencial, reunirse con una mujer que decía ser abogada del Gobierno ruso y de la que esperaba recibir información acerca de la rival de Trump, la candidata demócrata, Hillary Clinton.
La abogada rusa, que ha negado representar al Kremlin, aseguró en una entrevista a NBC News que su intención nunca fue entregar información relativa a la excandidata presidencial, aunque sus interlocutores sí que parecían esperar "muy fervientemente" datos controvertidos sobre el Partido Demócrata.