Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tusk anuncia una cumbre de los 28 con Turquía el 7 de marzo para frenar el paso de refugiados

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha anunciado este miércoles que la cumbre entre los líderes de la Unión Europea y Turquía para frenar el paso de refugiados a territorio comunitario tendrá lugar el próximo 7 de marzo en Bruselas.
Los jefes de Estado y de Gobierno ya acordaron la semana pasada reunirse en breve con las autoridades turcas para evaluar la puesta en marcha del plan de acción UE-Turquía y para examinar otras medidas adicionales, como el plan para la reubicación "voluntaria" de refugiados llegados a Turquía en los Estados miembros.
"Los líderes dijeron que el plan de acción es nuestra prioridad y que las altas cifras que seguimos viendo (de inmigrantes que cruzan la frontera turca hacia la UE) deben bajar y deben hacerlo rápidamente. Por eso he decidido organizar una reunión especial el 7 de marzo", ha explicado Tusk en una comparecencia ante el pleno del Parlamento Europeo.
La cita servirá también a los Veintiocho para reexaminar sus compromisos en materia de inmigración y asegurar la "puesta en marcha eficaz" de las medidas que han acordado en los últimos meses, ha advertido, por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en el mismo debate europarlamentario.
Juncker ha señalado la necesidad de que los Estados miembros confirmen su determinación común a "avanzar lo más rápidamente posible" para mitigar la llegada masiva de demandantes de asilo.
En este sentido, ha advertido de que las soluciones nacionales "son un obstáculo" en el camino de la respuesta europea, en alusión a la decisión de Austria de limitar la entrada diaria de refugiados a su territorio, algo que Bruselas ya ha advertido de que contraviene las normas y principios de la UE.
BUSCAR SOLUCIONES EUROPEAS
Tusk también ha apelado a la necesidad de acciones comunes y consensuadas, por lo que ha pedido a los líderes europeos que eviten diseñar "planes A, B y C". "No tiene ningún sentido, sólo crea divisiones", ha dicho Tusk, cuando es en la "unión" en donde "hay que buscar" las soluciones.
Así, el presidente del Consejo ha asegurado que "no hay buenas alternativas" a una estrategia europea en materia de migración, al tiempo que ha apelado al pleno respeto de las reglas del acuerdo de espacio sin fronteras Schengen. "Necesitamos invertir en Schengen, no en su caída", ha reclamado.