Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE acuerda mantener suspendidas algunas sanciones a Irán dos semanas más

Los 28 están a la espera del informe de la AIEA que certifique que Irán ha cumplido sus compromisos para poder levantar las sanciones
Los Gobiernos de los Veintiocho han aprobado este jueves mantener suspendidas dos semanas más algunas sanciones a Irán en virtud del acuerdo nuclear preliminar sellado con las potencias occidentales en noviembre de 2013, a la espera de que la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) certifique que Irán ha cumplido sus compromisos para levantarlas definitivamente, han informado a Europa Press fuentes europeas.
"El procedimiento escrito ha concluido y la decisión ha sido adoptada", han confirmado fuentes europeas a Europa Press.
"Las sanciones especificadas en el plan de acción conjunto de noviembre de 2013 serán suspendidas dos semanas más", han precisado las fuentes europeas consultadas.
Los países de la UE acordaron por primera vez en enero de 2014 suspender algunas sanciones a Irán en virtud del acuerdo preliminar nuclear, como la prohibición de dar servicios de transporte y seguros para el crudo iraní, de comerciar en oro y metales preciosos y de importar y transportar los productos petroquímicos iraníes, así como la restricción para comerciar con oro y metales preciosos con el Gobierno iraní y sus instituciones públicas, incluido el Banco Central iraní, y autorizar el suministro de componentes del sector aéreo civil iraní para garantizar la seguridad aérea.
Tras el acuerdo nuclear definitivo, sellado el pasado 14 de julio entre el grupo 5+1 formado por Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania e Irán, los Veintiocho se comprometieron a levantar las sanciones al sector del petróleo y gas iraníes, las sanciones financieras y al sector bancario, las impuestas a los sectores de transportes, seguros y el petroquímico en cuanto la AIEA constate que Irán ha cumplido sus compromisos en cumplimiento del acuerdo nuclear y de hecho ya aprobaron el pasado mes de octubre el marco jurídico para ello.
A la espera de que la AIEA publique su informe sobre el grado de cumplimiento de los compromisos de Irán para poder levantar estas sanciones, los Veintiocho han decidido prorrogar dos semanas más la suspensión de las sanciones, que expiraba el 14 de enero.
En virtud del histórico acuerdo nuclear final sellado en verano, Irán se comprometió a no enriquecer uranio por encima del 3,67% durante 15 años, eliminar dos tercios del número de centrifugadoras para enriquecer uranio y vender 10 toneladas de sus reservas de uranio enriquecido al 5% a Rusia a cambio de recibir uranio natural o rebajar su pureza y a paralizar su investigación en centrifugadoras avanzadas, así como a modernizar su reactor de agua pesada de Arak de tal forma que no pueda producir plutonio para fabricar armas nucleares y esté limitado a la producción de radioisótopos para fines médicos e industriales.
La agencia iraní Fars informó el pasado 11 de enero que el núcleo del reactor de agua pesada de Arak había sido rellenado con cemento, por lo que quedaba así inutilizado de conformidad con pactado entre Teherán y las principales potencias mundiales.
El viceministro de Exteriores de Irán, Abbas Araqchi, adelantó este miércoles que "la AIEA emitirá su informe final el viernes para confirmar que Irán ha cumplido sus compromisos", lo que supondría el espaldarazo definitivo para la derogación de las sanciones internacionales.
Araqchi, citado por la agencia de noticias Fars, aseguró que el jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad Zarif, y la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, difundirán el sábado o el domingo un comunicado conjunto sobre la aplicación del acuerdo y el final de los castigos, algo que no sido confirmado por el Servicio Europeo de Acción Exterior en Bruselas.
Mogherini admitió el lunes pasado que "la aplicación del acuerdo está yendo bien", algo "alentador" y auguró que se fijaría "más bien pronto" la fecha formal de aplicación del acuerdo. "Las cosas están yendo bien, de forma que espero que el día de aplicación sea pronto, pero no hay una fecha fijada todavía, entre otros porque la AIEA tiene que terminar y completar su trabajo", aseguró desde Praga.