Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países de la UE han recibido a menos de un millar de los 160.000 refugiados que prometieron reubicar

Los Estados miembros han recibido en su territorio a 937 demandantes de asilo de los 160.000 que se comprometieron a reubicar desde Grecia e Italia en un plazo de dos años, según la última evaluación publicada este miércoles por la Comisión Europea.
Bruselas ha reiterado su mensaje de urgencia para que los gobiernos europeos asuman su "responsabilidad" y pongan en práctica los compromisos asumidos, dejando claro que deben agilizar los trámites para elevar drásticamente su capacidad de acogida.
El objetivo, según adelantó el comisario de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopoulos, el martes desde el campamento de refugiados de Idomeni (Grecia), es que la UE sea capaz de reubicar en las próximas semanas "a 6.000 personas cada semana".
Para ello, la Comisión insta a los gobiernos nacionales a "acortar" el tiempo necesario para tramitar las solicitudes de traslado de los demandantes de asilo.
También espera de ellos que aumenten sus compromisos formales para cumplir con tanto con el reparto de plazas de acogida pactadas en el plan para reubicar a 160.000 solicitantes de asilo desde Grecia e Italia, como con el programa para trasladar a más de 22.000 refugiados instalados en Turquía, Jordania y Líbano.
Con el objetivo de acortar plazos, Bruselas recomienda que las autoridades limiten los controles de seguridad adicionales a los casos "justificados" y que distribuyan paquetes de información antes de la salida de los inmigrantes.
Otra propuesta del Ejecutivo comunitario es agilizar las respuestas a las peticiones de expertos que emite la Ofician Europea de Apoyo al Asilo.
También advierte Bruselas de que los Estados miembros "sólo" deben indicar preferencias de selección para "permitir un mejor proceso de adaptación que facilite la integración" del refugiado, y nunca como motivo para denegar solicitudes de reubicación.
Pese a las malas cifras que ofrece la puesta en práctica hasta el momento del plan de reubicación de 160.000 refugiados, la Comisión considera que se está produciendo una "tendencia positiva", dado que de los 937 demandantes de asilo trasladados hasta ahora, casi 300 han sido acogidos en las dos primeras semanas de marzo. España ha acogido a un total de 18 personas, según los datos de la Comisión.
En cuanto al programa para recibir a 22.000 refugiados asentados en los países más próximos a Siria (Jordania, Turquía y Líbano), se han llevado a cabo 4.555 traslados a ocho Estados miembros --entre los que no está España-- y Noruega, Liechtenstein y Suiza.
"Hay que dejar bien claro a los Estados miembros que el problema (de la crisis de refugiados) no se va a acabar y que el plan de reasentamiento debe ser tomado en serio por los países", ha advertido al respecto el primer vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans.