Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ascenso del UKIP divide a la derecha y podría otorgar una victoria clara a los laboristas, según un sondeo

El incremento en la intención de voto del ultraderechista Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP) en las circunscripciones clave hasta ahora dominadas por el Partido Conservador del primer ministro David Cameron han provocado que, pese a que el Partido Laborista pueda ganar con una clara mayoría unas hipotéticas elecciones legislativas, según revela una encuesta publicada este domingo.
El sondeo, encargado por el lord Michael Ashcroft, se centra en 40 de las 650 circunscripciones en las que en 2010 ganó el Partido Conservador y se hizo con el diputado en juego.
El sistema electoral británico establece que el partido más votado en una cricunscripción obtiene el acta de diputado, por lo que en las circunscripciones, como estas 40, en las que el partido de Cameron ganó con un estrecho margen, la división del voto de derechas otorgaría una cómoda victoria a los laboristas.
Esto ocurriría en 32 de las 40 circunscripciones estudiadas en la encuesta, lo que en última instancia daría una "cómoda mayoría" al Partido Laborista en el Parlamento británico de aproximadamente el 60 por ciento.
El partido más favorecido por este sondeo es el UKIP, que en 2010 apenas consiguió el 3 por ciento del voto en las legislativas, pero que ahora casi triplicaría esta cifra hasta superar el 11 por ciento. Una de las principales victorias políticas del UKIP ha sido el compromiso de Cameron de celebrar un referéndum de permanencia en la UE a finales de 2017 si es reelegido en las elecciones de 2015.
El estudio ha sido realizado a partir de 13.000 entrevistas a británicos con derecho a voto y se ha centrado especialmente en las 40 circunscripciones que el Partido Conservador ganó en 2010 con menor margen.