Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estados Unidos detiene a 10 presuntos espías que trabajaban para Rusia

Las autoridades norteamericanas han presentado cargos de espionaje, conspiración y blanqueo de dinero contra once presuntos miembros de esta célula, diez de los cuales fueron detenidos el domingo en Boston, Nueva York, Nueva Jersey y Virginia.

El grupo fue formado por la agencia rusa de espionaje SVR y tenía como misión penetrar en Estados Unidos y asumir identidades falsas (que en algunos casos pertenecían a ciudadanos estadounidenses que ya habían fallecido), según la acusación penal presentada por el Departamento de Justicia.

En algunos casos los miembros de esta red actuaban como matrimonios, según el diario 'The New York Times', y su objetivo era el de adaptarse en la sociedad estadounidense hasta que pudieran hacer contactos con personas que formaran parte o pudiesen infiltrarse en los círculos de decisión política de Estados Unidos.

Según la acusación, los agentes se comunicaban con Moscú a través de diferentes técnicas como la tipografía (usaban una fuente encriptada que pasaba desapercibida a simple vista) o la instalación de redes inalámbricas de Internet en lugares públicos.

Se desconoce si transmitieron información

Hasta el momento los documentos judiciales no dejan claro si los diez detenidos, que llevaban años viviendo en Estados Unidos, habrían conseguido transmitir información de inteligencia valiosa para el Kremlin.

El caso es resultado de una investigación que ha involucrado durante varios años al FBI, a la Oficina del Fiscal del Distrito Sur de Nueva York y a la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia.