Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uribe condecora al jefe saliente de la misión de la OEA para la paz en Colombia

Uribe destacó que "a la fecha hay más de 50.000 desmovilizados" en Colombia, sumando paramilitares y guerrilleros. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, condecoró hoy al argentino Sergio Caramagna, quien dirigió durante cuatro años la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP) de la Organización de los Estados Americanos (OEA).
Uribe le impuso la orden de San Carlos -la más alta distinción diplomática de Colombia- al funcionario argentino, que terminó su misión en Bogotá y destacó su papel dentro del proceso de paz.
La MAPP fue establecida por medio de un acuerdo entre Colombia y la OEA y tuvo una activa participación en el proceso en el que se desmovilizaron más de 31.000 combatientes del grupo paramilitar de derecha Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) entre 2003 y 2006.
"Una cosa es comentar su misión cuando todavía no se conoce la dificultad del tema, y otra cosa es ponderar esas dificultades", manifestó el mandatario colombiano al agradecer la gestión de Sergio Caramagna.
Uribe destacó que "a la fecha hay más de 50.000 desmovilizados" en Colombia, sumando paramilitares y guerrilleros.
El jefe del Estado colombiano comparó los grupos insurgentes colombianos y los de otros países para explicar que en Colombia no luchan contra una dictadura.
El caso colombiano "es demasiado complicado", porque en el país hay "unos poderes de facto sumamente poderosos y ricos, una enorme capacidad de dinero y de armas, un gran control del narcotráfico y una total arrogancia para despreciar la vida", puntualizó.
Subrayó que la OEA "ha cumplido un papel múltiple de gran importancia" y Sergio Caramagna aportó "una conducción profesional, con todo el rigor ético, con la capacidad de ser independiente y al mismo tiempo de comprender la problemática, con la capacidad de exigir todos los resultados".
"Este país mantiene una gratitud incancelable con usted", concluyó Uribe.