Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uruguay no empezará a comercializar marihuana en farmacias hasta 2015

La comercialización de la marihuana en farmacias de Uruguay no comenzará este año, como había previsto el Gobierno, ya que falta más de un mes para que las autoridades repartan las licencias a los productores y la planta requiere de entre tres y seis meses para su crecimiento y recolección.
El Instituto de Regulación y Control de Cannabis (Ircca) ha recibido 22 propuestas para cultivar --ocho uruguayas, diez extranjeras y cuatro mixtas-- y prevé resolver en un plazo de 45 días qué cinco obtienen licencia, por lo que el cultivo comenzará alrededor del mes de noviembre, informa el periódico uruguayo 'El País'.
Los potenciales cultivadores deberán explicar, entre otras cuestiones, de dónde obtendrán los fondos para sus proyectos. Una vez obtenido el permiso, deberán plantar únicamente plantas femeninas y organizar una cosecha escalonada, de tal forma que los productos lleguen a las farmacias cada dos semanas.
Representantes de la Ircca se reunieron el jueves con los solicitantes para explicarles los detalles y condiciones de este proyecto inédito. "Es un modelo único en el mundo. Este tipo de licencia no tiene antecedentes", ha declarado el portavoz del organismo, Augusto Vitale.
El Gobierno concederá las licencias para un periodo de cinco años, aunque éstas deberán ser renovadas de forma anual. De forma paralela, el Ejecutivo uruguayo también ha iniciado el periodo de inscripción para quienes quieran cultivar plantas de marihuana en sus domicilios.
Las farmacias no están obligadas a vender marihuana y, las que lo hagan, obtendrán un 30 por ciento del beneficio por la venta del producto, que no debe estar expuesto al público. No está permitida la venta del cannabis fuera de los locales indicados ni la compra a través de Internet.
Cada persona registrada puede comprar en las farmacias hasta 40 gramos al mes, en envases de un máximo de diez gramos. Cada gramo costará entre 20 y 22 pesos uruguayos (algo más de 60 céntimos de euro).
Vitale ha recordado que el precio es una "variable crítica" dentro de esta iniciativa, que intenta competir con el "mercado ilegal" de marihuana. En este sentido, ha recordado que la compra-venta de marihuana "representa el 80 por ciento del mercado ilegal de drogas".