Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varias organizaciones humanitarias piden ayuda a la comunidad internacional para proteger a los niños sirios

Varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos como UNICEF, ACNUR y Save the Children han hecho este martes un llamamiento a la comunidad internacional para que respalden un plan de apoyo a los niños afectados por la guerra civil de Siria, para el que es necesario una aportación de 1.000 millones de dólares (más de 734 millones de euros).
La estrategia, denominada 'No Lost Generation' ('Ninguna Generación Perdida'), tiene como objetivo proteger a los menores sirios de "una vida de desesperación, pocas oportunidades y futuros rotos", según ha informado el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) mediante un comunicado.
Las organizaciones que forman parte de este plan se centrarán en obtener apoyo público y donaciones para mejorar los programas de educación y protección de los niños sirios ante la "miseria, desolación y los traumas" generados por el conflicto, que se inició hace casi tres años.
"El futuro de esos niños se está esfumando, pero todavía hay una oportunidad para salvarlos", ha afirmado el Alto Comisionado, António Guterres. "El mundo debe responder a esta crisis con apoyo inmediato masivo e internacional", ha indicado.
Las organizaciones han recordado que durante el conflicto numerosos niños han visto cómo morían sus familiares y seres queridos, además de tener que abandonar sus escuelas al ser destruidas por los bombardeos. "Han sufrido heridas físicas o psicológicas, o ambas", han denunciado.
Además, UNICEF, ACNUR, Save the Children y World Vision han alertado del peligro que corren los menores de edad en el país, al poder ser forzados a trabajar, reclutados en grupos armados u obligados a contraer matrimonio.
La iniciativa también tendrá como objetivo mejorar el acceso a una educación de calidad, además de facilitar el acceso a un puesto de trabajo o el aprendizaje de un oficio a aquellos que hayan abandonado la escuela. También tiene previsto proporcionar apoyo psicológico organizado en escuelas.
"Sin estas inversiones urgentes, millones de niños sirios podrían no recuperarse nunca de tanta pérdida y sufrimiento", ha advertido Guterres. "Su futuro, y el futuro de su país, está en riesgo", ha advertido.