Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Veintiocho apoyan las nuevas normas para fondos del mercado monetario

Los Veintiocho han fijado su posición de cara a las negociaciones con el Parlamento Europeo sobre la nueva legislación de fondos del mercado monetario (MMF por sus siglas en inglés), que busca facilitar los canales de financiación a corto plazo de la economía real.
Los fondos del mercado monetario son fondos mutualizados que invierten en deuda a corto plazo, como instrumentos del mercado monetario emitidos por entidades financieras, gobiernos o empresas. Entre estos instrumentos se incluyen bonos del tesoro, certificados de depósito o pagarés comerciales.
En la actualidad existen dos tipos de MMF: aquellos que ofrecen un valor neto variable por título (VNAV), que dependen principalmente de las fluctuaciones de mercado, y otros que ofrecen un valor neto constante por título (CNAV).
Los Estados miembros han alcanzado una posición común a nivel de embajadores, que ahora tendrá que ser confirmada por los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) este viernes en Luxemburgo, para después comenzar las conversaciones con la Eurocámara. El Parlamento Europeo fijó su posición en abril de 2015.
El presidente del Eurogrupo y presidente de turno del Ecofin este semestre, Jeroen Dijsselbloem, ha valorado este "paso importante" para conseguir un acuerdo final sobre esta cuestión, con el objetivo de "garantizar la estabilidad y viabilidad del sector de MMF", que ha calificado como "una importante fuente de financiación de la economía real".
Por su parte, el comisario de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión del mercado de capitales, Jonathan Hill, también ha subrayado que se trata de un avance "en la buena dirección" y ha destacado que el fortalecimiento de la regulación sobre estos fondos "asegurará que se abordan los potenciales riesgos sistémicos".
El borrador sobre fondos de mercados monetarios establece normas, entre otras cuestiones, sobre la composición de sus carteras y la valoración de sus activos, e introduce unos estándares comunes para incrementar su liquidez para asegurar que sean capaces de responder ante solicitudes de reembolso inesperadas.
Además, la nueva normativa prevé la introducción gradual de una categoría permanente de MMF con valor neta por activo de baja volatilidad (LVNAV), que sustituirán a los actuales fondos CNAV 24 meses después de la entrada en vigor de la regulación.
Cuando esto suceda, sólo estarán permitidos dos tipos de fondos CNAV, según prevé el borrador: aquellos que inviertan el 99,5% de sus activos en instrumentos de deuda pública y aquellos que tengan una base inversora específica exclusivamente fuera de la UE.