Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

World Vision insta a la UE a primar la protección y el bienestar de los niños refugiados

La ONG World Vision ha instado a la Unión Europea a priorizar la protección y el bienestar de los niños migrantes y refugiados que han llegado al continente y, con motivo del Día Mundial de los Refugiados (20 de junio), ha planteado una serie de "recomendaciones" en cinco áreas "clave".
La organización ha pedido a la UE que se garanticen "las adecuadas condiciones de recepción y el acceso inmediato a los servicios esenciales" de los menores, lo que pasa, entre otras cuestiones, por ofrecer una información "oportuna" del derecho a reclamar protección y servicios legales.
En segundo lugar, ha llamado a cumplir con los "Intereses Superiores del Niño" dentro de la política de asilo común, para lo cual la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) debe desarrollar "directrices claras y prácticas", según un comunicado de World Vision.
La ONG ha incluido, como tercer punto, la protección de los menores no acompañados y, en este sentido, ha asegurado que los mecanismos de protección deben incluir "la gestión y seguimientos de los casos", al tiempo que ha abogado por ofrecer una ruta "oficial, confidencial y alternativa" para asegurar el tránsito entre países.
La cuarta recomendación gira en torno a la reunificación familiar y plantea la necesidad de crear un instrumento legal "más claro". "Las solicitudes de reunificación familiar que implican a los niños refugiados y emigrantes deben tener los recursos adecuados en todos los países de la UE y ser resueltas lo antes posible, siempre con el interés superior del niño en mente", ha reclamado la ONG.
World Vision ha añadido, como quinto punto, los esfuerzos en aras de la "adecuada integración" de los niños en los países receptores, lo que pasa en primer lugar por algo tan básico como la educación. La organización también ha recordado "el papel de la cultura, la interculturalidad y el diálogo interreligioso y la política de juventud y deporte" en la lucha por la inclusión.