Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesinato de Berta Cáceres costó unos 19.500 euros a quien lo ordenó, según un diario

La persona que ordenó el asesinato de la activista indígena Berta Cáceres en marzo pagó 500.000 lempiras hondureños (algo menos de 19.500 euros), según ha revelado el diario local 'El Heraldo', después de que un juez decretara prisión preventiva contra los cuatro detenidos por el asesinato.
De acuerdo con la fuente a la que ha tenido acceso el diario, uno de los militares capturados que ha confesado su participación ha dicho que recibió 500.000 lempiras para planificarlo. Al parecer, distribuyó 50.000 lempiras a cada uno de los sicarios que perpetraron el asesinato el pasado 3 de marzo, por lo que los asesinos habrían cobrado unos 200.000 lempiras.
Según este diario, existe un vídeo tomado por una cámara de seguridad de la colonia La Esperanza en el que fue asesinada la líder ecologista en el que se ve a cuatro personas entraron en su vivienda. El vídeo, obtenido por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), ha sido procesado y limpiado por el FBI estadounidense para facilitar su visionado.
En la grabación, que va a ser empleada como prueba en el caso, se ve el vehículo de los asesinos y a la sexta persona a la que la Fiscalía acusa del crimen y que sigue en paradero desconocido, aunque se sospecha que habría huido a Estados Unidos.
PRISIÓN PROVISIONAL PARA LOS ASESINOS
Entretanto, este domingo por la tarde el juez Francisco Morazán ha dictado prisión preventiva contra los cuatro imputados por el asesinato de Berta Cáceres, tras lo cual han sido trasladados a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, en Támara.
Los cuatro imputados son Sergio Ramón Rodríguez Orellana, gerente ambiental de la empresa Desarrollos Energéticos S. A. (DESA), y Douglas Geovanny Bustillo, teniente retirado de las Fuerzas Armadas de Honduras y quien fue subjefe de seguridad de la misma empresa.
También han sido enviados a prisión el mayor de las Fuerzas Armadas, Mariano Díaz Chávez, quien era instructor de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y miembro de las Fuerzas Especiales, mientras que el cuarto imputado es Edilson Atilio Duarte Meza, contratado supuestamente como sicario.
Durante la audiencia, el Ministerio Público solicitó una ampliación del requerimiento fiscal para un quinto acusado, Emerson Eusebio Duarte, hermano gemelo de Edilson Duarte, después de que se encontrara en su vivienda el arma con la que dispararon a Berta Cáceres.
Aunque inicialmente había sido detenido durante la 'Operación Jaguar' el pasado lunes junto al resto de imputados, solo se le imputó por tenencia ilegal de armas, pero posteriormente un examen balístico confirmó su participación en los hechos. Está previsto que esta misma semana comparezca ante un juez en Tegucigalpa, a donde ha sido trasladado.