Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La autopsia de Gadafi confirma que murió por un disparo en la cabeza

Los médicos que han realizado la autopsia al cuerpo del derrocado dictador libio, Muamar Gadafi, han explicado que éste falleció debido a un disparo en la cabeza.
Concretamente, el patólogo jefe del equipo, Othman el Zentani, ha confirmado esta información, aunque no ha especificado si esta herida ha sido causada por una bala disparada a corta distancia o durante un tiroteo.
La autopsia será ahora trasladada a la Fiscalía y posteriormente podría ser hecha pública. Este informe es el resultado del examen realizado al cadáver de Gadafi en un hospital de Misrata y en presencia de representantes de la propia Fiscalía, según ha informado El Zentani en declaraciones recogidas por la cadena CNN.
El Zentani ha reconocido que no había ningún testigo independiente ni extranjero presente durante las autopsias de Gadafi, de su hijo Mutassim y del ex ministro de Defensa, Abu Baker Yunis. Los tres cuerpos previsiblemente serán de nuevo almacenados en cámara frigorífica para que los libios puedan contemplarlos, ha indicado El Zentani.
A pesar de que el CNT aseguraba ayer que no se haría autopsia a Gadafi, el procedimiento ha sido realizado finalmente en Misrata, donde fue trasladado desde Sirte, donde falleció el pasado jueves cuando intentaba abandonar su ciudad natal.
El cuerpo del coronel libio presentaba al menos dos disparos de bala, uno en su torso y otro en la cabeza.