Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los barcos bloqueados por el hielo en el Báltico comienzan a navegar

Algunos de los barcos varados por el hielo en el Mar Báltico han comenzado poco a poco a ser liberados. Dos de los buques que han sido rescatados han sido los transbordadores "Amorella" y "Finfellow", que transportaban a más de 2.500 personas. Ambos han podido llegar a puerto a primera hora de la mañana con varias horas de retraso. Mientras, los rompehielos siguen trabajando sin descanso para intentar abrir vías de navegación a otros 35 barcos que continúan aislados entre Suecia y Finlandia.
Los dos transbordadores que quedaron atrapados el jueves en el mar helado con más de 2.500 personas a bordo, el "Amorella" y el "Finfellow", fueron rescatados por cuatro barcos rompehielos y llegaron a puerto a primera hora de la mañana con varias horas de retraso, según la agencia sueca TT.
Ambos "ferrys" llegaron a colisionar ligeramente al intentar sortear las masas de hielo que se encontraron en su ruta, en pleno archipiélago de Estocolmo, aunque ninguno sufrió daños de importancia.
Durante las últimas horas también fueron liberados del hielo de las costas suecas el transbordador "Isabella", con 1.153 pasajeros, el buque "Via Mare", con 66 personas a bordo, y el "Sea Wind", con una tripulación de 32 personas.
Sin embargo, la Agencia Marítima de Suecia estima que aún permanecen atrapados cerca de 35 buques mercantes en aguas del golfo de Botnia, entre Suecia y Finlandia, en espera de la asistencia de los rompehielos.
Las condiciones climatológicas que sufre la zona son las peores de las últimas dos décadas, según los expertos.
Al grosor de la capa de hielo se une el fuerte viento, que empuja los bloques de hielo hacia las costas y los compacta dificultando enormemente la navegación.
La situación es tan adversa que la Agencia Marítima de Suecia calcula que llevará varios días liberar a todos los barcos que se encuentran actualmente encallados. EPF