Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes piden cesar bombardeos en Siria que refuerzan al Estado Islámico y empeoran crisis de refugiados

Ven prioritaria la estabilización de Libia y piden que se ponga en marcha un Gobierno de unidad nacional
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han exigido al régimen sirio de Bachar al Assad y sus aliados el cese de sus ataques contra los grupos no terroristas de la oposición en Siria, que "amenazan las perspectivas para la paz, "benefician a Daesh y provoca la crisis de refugiados" y también han reclamado el fin "inmediato" a los ataques aéreos sobre áreas civiles.
Los líderes europeos han alertado del "riesgo de una mayor escalada militar" en Siria y han reclamado la aplicación "rápida" y "plena" de los compromisos pactados -acceso humanitario y alto el fuego para relanzar las discusiones en Ginebra-- por el Grupo de Apoyo Internacional a Siria el pasado jueves en Munich en unas conclusiones que han aprobado sobre Siria y Libia en el segundo día de la cumbre.
En unas conclusiones que han adoptado sobre política exterior, los Veintiocho han condenado el bombardeo repetido contra infraestructura civil y han exigido el cese "inmediato" de los bombardeos en zonas civiles, especialmente en el corredor entre Alepo y la frontera turco-siria.
"Un cese de hostilidades en todo el país debe ser aplicado urgentemente, aplicándolo a cualquier parte actualmente implicada en hostilidades militares o paramilitares salvo los grupos designados como organizaciones terroristas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", han reclamado los líderes europeos en unas conclusiones que han adoptado, en una referencia implícita a los ataques contra las fuerzas kurdas en Siria por Turquía y los ataques contra la oposición de Rusia.
Y han insistido en la necesidad de que haya una verificación "conjunta" por "las partes relevantes" y que se garantice el acceso humanitario sobre el terreno en todo el país, tras saludar el inicio de la entrega humanitaria en algunas zonas sitiadas.
Al margen de la crisis siria, los jefes de Estado y de Gobierno han recalcado que estabilizar Libia "es una alta prioridad" para la seguridad europea y de la región y para gestionar los flujos migratorios en el Mediterráneo Central.
En este contexto, han instado a "todas" las facciones libias a poner en marcha un Gobierno de unidad nacional y centrar sus esfuerzos en combatir el terrorismo y restablecer la economía y reiteran el compromiso de la UE de apoyar estos esfuerzos en cooperación con la ONU.
La UE, preocupada por el avance del Estado ha ofrecido un paquete de asistencia inmediata de 100 millones de euros en apoyo a un Gobierno de unidad nacional libio en cuanto se cree y también está dispuesta a prestarle apoyo en el plano de la seguridad en función de las necesidades y peticiones de las autoridades de Trípoli.
Estados Unidos, cuyo secretario de Estado de Defensa, Ashton Carter, abrió la puerta hace dos semanas a apoyar una operación liderada por Italia en apoyo a la estabilización de Libia junto con otros países, ha bombardeado milicianos aliados del Estado Islámico este viernes en Libia, implicados en atentados en Túnez, ha confirmado un portavoz militar.