Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro británico de Exteriores deplora el recibimiento en Trípoli al terrorista libio

En declaraciones a la BBC, el político laborista calificó de "profundamente penoso e inquietante" el espectáculo de "un asesino de masas al que se da la bienvenida como a un héroe en Trípoli".
"Y lo es sobre todo para las 270 familias que sienten pena diariamente por la pérdida de sus seres queridos hace veintiún años como para cualquiera que tenga todavía un mínimo de humanidad", agregó.
El ministro de Gordon Brown no dijo, sin embargo, si estaba de acuerdo o no con la decisión del titular escocés de Justicia, Kerry McAskill, de excarcelar al único acusado por el atentado de Lockerbie, en el que murieron los 259 ocupantes de un avión de Pan Am (189 de ellos norteamericanos) y 11 vecinos de esa localidad escocesa.
"El Gobierno (del Reino Unido) ha dicho siempre con absoluta claridad que no se interferiría en ese caso antes y no vamos a hacerlo tampoco ahora", dijo Miliband en relación con la decisión del ministro escocés de excarcelar al libio, aquejado de un cáncer de próstata en fase terminal, para que pase sus últimos días más cerca de su familia.
"No ha habido presiones de Londres ni la va a haber. La decisión se tomó de acuerdo con la constitución de este país", dijo Miliband.
El jefe del Gobierno escocés, Alex Salmond, declaró también a la BBC que el recibimiento tributado anoche en Trípoli al terrorista excarcelado era "inapropiado" y "nada sensato". "No somos responsables de las acciones ajenas. No creo que hayamos causado un daño a la reputación de Escocia, sino todo lo contrario", dijo el líder nacionalista.
Suspensión de la visita del príncipe Andrés
Según ha informado la cadena británica, el Ejecutivo de Brown se replantea la visita del príncipe Andrés, segundo hijo varón de la Reina Isabel, inicialmente proyectada para comienzos de septiembre, y se suspenderá con toda probabilidad.
Esta visita a Libia del representante especial del Reino Unido para el comercio e inversiones, iba a ser la tercera a ese país. El año pasado, el hijo de Isabel II se reunió con el coronel Gadafi, pero antes se había entrevistado ya con varios ministros libios.