Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez británico determina que el príncipe Nasser al Jalifa no es inmune a ser juzgado por torturas

Un juez británico ha fallado este martes que el príncipe Nasser bin Hamad al Jalifa de Bahréin no es inmune a ser juzgado por las acusaciones de tortura que pesan contra él, revirtiendo una decisión de un tribunal de primera instancia en 2012.
El príncipe Al Jalifa ha sido acusado de participar en la tortura de prisioneros en el marco de la represión de las manifestaciones prodemocráticas que se iniciaron en el país en 2011, en el marco de la llamada 'Primavera Árabe'.
El Gobierno de Bahréin ha rechazado "categóricamente" las acusaciones, afirmando que están motivadas políticamente, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
La decisión no tiene un efecto inmediato sobre el príncipe, que no está siendo juzgado por los cargos, si bien podría llevar a su arresto en caso de que el caso siga adelante.
El emirato, aliado de Estados Unidos y las monarquías del Golfo, ha reprimido violentamente las protestas prodemocráticas en el territorio. En dicho contexto, impuso la Ley de Seguridad Nacional en marzo de 2011, lo que conllevó la entrada de tropas saudíes y emiratíes en el país para aplastar las protestas.
La oposición ha denunciado en reiteradas ocasiones las medidas violentas utilizadas por las fuerzas de seguridad y ha afirmado que han fallecido más de 80 personas desde el inicio de las protestas, la mayoría de ellas por inhalación de gases lacrimógenos y atropellos de vehículos policiales.
Asimismo, desde el inicio de la represión de las autoridades contra los manifestantes, ONG internacionales como Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW) o Reporteros Sin Fronteras (RSF) han emitido múltiples comunicados para denunciar la situación de Derechos Humanos en el país y pedir a la comunidad internacional una postura activa de presión sobre el Ejecutivo.