Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de cada dos británicos apoyaría en un referéndum la salida de la Unión Europea

La animadversión de los británicos hacia la Unión Europea ha aumentado en los últimos meses, hasta el punto de que uno de cada dos ciudadanos se posicionaría a favor de que Reino Unido se saliese del bloque comunitario en caso de que se celebrase un referéndum sobre esta cuestión.
Una encuesta de 'The Guardian' muestra que el 70 por ciento de los ciudadanos reclama que se convoque esta consulta, mientras que un reducido 23 por ciento se opone. El sondeo, realizado en base a 1.003 entrevistas entre el 21 y el 23 de octubre, concluye que el 49 por ciento de los británicos apostaría por desmarcarse de la Unión Europea, frente al 40 por ciento que defiende la integración.
El euroescepticismo impera entre los simpatizantes del Partido Conservador del 'premier' David Cameron. Un 71 por ciento de quienes se ha confesado votante 'tory' reclama el referéndum y un 56 por ciento votaría por la salida de Reino Unido. En cuanto a los laboristas, un 65 por ciento quiere el plebiscito y un 44 por ciento no quiere formar parte de los Veintisiete.
En este escenario, son los seguidores del Partido Liberaldemócrata, integrado en la coalición de Gobierno, los más pro europeos, ya que sólo un 38 por ciento quiere que Londres ponga fin a su integración comunitaria.
Por sexos, apenas hay diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a posicionamientos, pero por edades los porcentajes varían ampliamente. Así, mientras sólo un 28 por ciento de los votantes de entre 18 y 24 años votaría por una salida de la UE, el 63 por ciento de los mayores de 65 años sí se posicionaría en este sentido.
Los datos reflejan un euroescepticismo inédito en Reino Unido al menos en la última década. Una encuesta elaborada por la misma empresa, ICM, en mayo de 2001, recogía que el 68 por ciento estaba a favor de la permanencia en la Unión Europea y un 19 por ciento opinaba lo contrario.
DEBATE PARLAMENTARIO
Los parlamentarios británicos debaten este lunes la posible convocatoria del referéndum sobre el que especula la encuesta y sobre el que se han posicionado a favor numerosos miembros del gobernante Partido Conservador.
La votación prevista en la Cámara de los Comunes, que reaviva una discusión recurrente en Reino Unido, no tiene carácter vinculante y previsiblemente no saldrá adelante, pero ha puesto en cuestión la autoridad de Cameron, precisamente cuando trata de poner a Londres al frente de las discusiones para atajar la crisis de la eurozona.
"Cuando la casa de tus vecinos está ardiendo, el primer impulso debería ser ayudarles a apagar las llamas, no sólo evitar que las llamas lleguen a tu casa", ha dicho Cameron, para quien "no es momento" para este tipo de discusiones.
El ala más de derechas dentro del Partido Conservador ha acusado a Cameron de suavizar su postura sobre la Unión Europea como cesión a los liberaldemócratas, compañeros de coalición. La moción parlamentaria en favor del referéndum ha contado con el respaldo inicial de 78 diputados y, previsiblemente, será votada a última hora del día, en torno a las 22.00 horas (23.00 hora peninsular en España).