Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras la "catástrofe nacional", Francia analiza cómo Xyntia pudo hacer tanto daño

Pasada la tempestad, no llega la calma. Ni mucho menos. El balance de muertos supera el medio centenar y el Ejecutivo trabaja para restablecer el suministro eléctrico en 70.000 hogares. El Gobierno francés firmó este lunes la declaración de zona catastrófica para las áreas del oeste del país afectadas -Vendée, Charente-Maritime y Vienne-, lo que permitirá agilizar el cobro de ayudas y seguros. Además, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció el lunes la concesión de ayudas de urgencia por valor de 3 millones de euros para las zonas devastadas.
¿Cómo ha podido pasar esto?
Frente a este inventario de daños, llegan las primeras reflexiones y críticas respecto a las posibles causas de que la tempestad se haya cobrado tantas víctimas personales y materiales. La prensa gala se pregunta por qué las casas anegadas del noroeste del país estaban tan cerca del mar y a menudo en zonas consideradas "inundables".
La principal conclusión es que la "catástrofe nacional" -según las palabras del presidente galo, Nicolas Sarkozy- que azotó Francia el pasado sábado se vio acentuada por la permisividad de la ley. La prensa añade que la legislación vigente no impide que los promotores puedan levantar urbanizaciones que corren el riesgo de quedar sumergidas.
El propio director adjunto de conservación del litoral, Bernard Gérard, solicitaba este martes un "repliegue estratégico" de la urbanización en zonas costeras en una entrevista publicada por el diario "Les Echos", en una jornada en la que varios periódicos -"Le Figaro" y "Libération"- llevan a sus portadas fotografías con extensiones sembradas de chalets inundados.
El presidente todavía no se ha pronunciado sobre la responsabilidad
Sarkozy aún no se ha pronunciado sobre la responsabilidad de la catástrofe, aunque se comprometió ayer a "esclarecer con urgencia este drama inaceptable e incomprensible" y ha prometido una reflexión sobre "el plan de urbanismo". A.V.