Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los demócratas retratan a la dupla Romney-Ryan como "el equipo del retroceso"

Paul Ryan, el candidato republicano a la Vicepresidencia de EEUUReuters
El Partido Demócrata ha respondido con celeridad y contundencia al nombramiento del congresista "radical" Paul Ryan como candidato de los republicanos a la Vicepresidencia de Estados Unidos, describiendo a la dupla Mitt Romney-Paul Ryan como el "equipo del retroceso".
Instantes previos a que Romney anunciara de forma oficial a Ryan como su 'número dos' en la ciudad de Norfolk, Virginia, el equipo de campaña del mandatario estadounidense, Barack Obama, ha emprendido su ofensiva contra el flamante 'ticket presidencial' republicano.
En un video y en un comunicado, el Partido Demócrata retrata a Ryan como un dirigente "radical" cuya ideología ultraconservadora abocará a Estados Unidos a los "mismos y catastróficos errores" que cometió el expresidente George W. Bush entre 2001 y 2009.
El equipo de campaña de Obama ha subido a la web oficial un vídeo en el que identifica a Ryan como "el cerebro del extremo plan presupuestario del Partido Republicano" y ha agregado una página en el que tacha a Romney y a Ryan como "el equipo del retroceso".
Los demócratas celebran el hecho de que Ryan suponga un nuevo flanco en el lado republicano sobre el que ya ha trabajado Obama. En anteriores anuncios de campaña, el presidente de Estados Unidos achacó a Romney el plan de recortes y privatizaciones trazado por Ryan, cuando comenzaba a perfilarse como uno de los firmes candidatos a la Vicepresidencia.
Así, los demócratas estiman que, con la designación de Ryan, los votantes más moderados se inclinarán por Obama, además de algunos sectores liberales que rechazan la privatización de la Seguridad Social y la reforma del sistema de cobertura sanitaria Medicare. Esto podría suponer un balón de oxígeno para Obama en estados como Florida, donde el presidente estadounidense ya parte con cierta ventaja sobre Romney, según ha informado el periódico norteamericano 'The Washington Post'.
Comunicado
El equipo de campaña no ha tardado este sábado en lanzar un comunicado, replicando el nombramiento de Ryan. "Al designar al congresista Paul Ryan, Mitt Romney ha elegido al líder de la Cámara de los Republicanos que comparte su compromiso con la errática teoría de que (...) imponer cargas fiscales más grandes en las clases medias y en los ancianos hará, de alguna manera, a la economía más fuerte", recrimina el jefe de campaña de Obama, Jim Messina, en el comunicado.
"El arquitecto del presupuesto de la radical Cámara de los Republicanos", prosigue, "propone una rebaja adicional de los impuestos a los ricos de 250.000 dólares (203.400 euros) y fuertes recortes en la educación", añade Messina.
Los demócratas apelan por los "valores", frente a los "las políticas fracasadas del pasado" por las que abogan los republicanos, destaca Messina en el documento. El plan presupuestario de Ryan es una "farsa", remacha el equipo de campaña de Obama.
El Partido Demócrata está convencido de que los recortes y privatizaciones que defiende Ryan serán ampliamente rechazados por los votantes. Obama ya ha dicho que no es "nada seria" ni "alentadora" la 'hoja de ruta' que esgrime el congresista por Wisconsin.
Respuesta de Ryan
Con la misma rapidez que los demócratas han comenzado sus embates contra el recién candidato a la Vicepresidencia, Ryan ha respondido a la campaña del equipo de Obama.
"Nadie puede negar que el presidente Obama heredó una difícil situación, pero seas cuales sean las explicaciones y las excusas, él ostenta el récord del fracaso", ha clamado Ryan.
El congresista de 42 años ha deplorado que Obama esté "más preocupado por las próximas elecciones que por la próxima generación" de estadounidenses, en alusión a su rápida reacción, según ha recogido la cadena norteamericana Fox News.
En defensa de su doctrina, Ryan ha sostenido que aboga por la "igualdad de oportunidades, no por la igualdad de beneficios". En el plano económico, Ryan ha sido uno de los críticos de Obama más férreos del Partido Republicano por contribuir al aumento de la deuda pública mediante sus políticas de gasto e inversión en infraestructuras, educación y en sanidad.