Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos discutirán las crisis en Ucrania, Irak y Gaza en su cumbre extraordinaria del sábado

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho discutirán las crisis en Ucrania, Irak y en la Franja de Gaza en la cumbre extraordinaria del próximo sábado 30 de agosto, centrada 'a priori' en el reparto de los principales cargos institucionales en la Unión Europea, según han avanzado fuentes europeas.
Los líderes tienen previsto aprobar conclusiones sobre estos asuntos de Política Exterior en la cumbre, según han confirmado fuentes próximas al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.
El dirigente belga tiene previsto reunirse a las 10.00 horas con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, en Bruselas, antes del arranque de la cumbre a las 16.00 horas, con un breve intercambio entre los líderes y el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz.
El dirigente ucraniano no participará en la reunión con los líderes europeos, pero éstos sí discutirán la crisis en Ucrania, que se ha agudizado tras el aumento de la implicación militar rusa en el este de Ucrania y la entrada de camiones militares rusos en el este del país con presunta ayuda humanitaria sin el consentimiento de Kiev ni bajo supervisión del Comité Internacional de la Cruz Roja.
Polonia, Finlandia y los países bálticos quieren además que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE discutan "compensaciones" para el sector agrícola tras la decisión de Rusia de cerrar su mercado a importaciones agroalimentarias europeas como frutas y hortalizas, pescado, carne y productos lácteos, según han avanzado otras fuentes europeas, aunque fuentes próximas a Van Rompuy insisten en que "no está previsto" abordar este punto. El Gobierno de Varsovia también ha reclamado que la UE lleve a Rusia ante la Organización Mundial del Comercio por este veto.
Los líderes europeos también discutirán la crisis en Irak por el avance del Estado Islámico, que controla partes de Siria e Irak, después de que los Veintiocho ya hayan respaldado la entrega de armas a las fuerzas kurdas con el consentimiento de Bagdad por países individuales. Los Veintiocho son conscientes del problema que representan los combatientes europeos que han acabado en sus filas, como el presunto británico miembro del grupo que decapitó al periodista estadounidense James Foley, capturado hace dos años en Siria.
Igualmente, los jefes de Estado y de Gobierno abordarán el conflicto en Oriente Próximo y muy especialmente la situación en la Franja de Gaza tras la última operación militar israelí. La UE ya ha abierto la puerta a contribuir a supervisar un alto el fuego durable en la Franja de Gaza, su desmilitarización y la mejora del funcionamiento y apertura de los pasos fronterizos.
REPARTO DE CARGOS EN LA UE
Con todo, la cumbre se centrará en el reparto de los cargos en la Unión Europea, en concreto, "en la nominación del próximo presidente del Consejo Europeo y Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE", han explicado fuentes próximas a Van Rompuy.
Los líderes no fueron capaces de cerrar los nombramientos en su cumbre del pasado 17 de julio sobre todo por la fuerte división que ha enfrentado especialmente a los países del este contra Italia. El Ejecutivo italiano de Matteo Renzi mantiene la candidatura de su ministra de Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, para sustituir a la actual jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, pero rechazada por los países bálticos por mantener una postura muy blanda con Rusia en la crisis con Ucrania.
También tendrían posibilidades para sustituir a Ashton la actual comisaria de Ayuda Humanitaria, la búlgara Kristalina Georgieva y el ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans. También aspira al cargo el titular de Exteriores polaco, Radoslaw Sikorski, aunque su postura excesivamente dura contra Rusia y su implicación en un escándalo de espionaje y polémicas declaraciones criticando la alianza de Polonia con Estados Unidos le dejan en peor situación.
La primera ministra danesa, la socialista Helle Thorning-Schmidt, sigue siendo una de las favoritas para la presidencia del Consejo Europeo, cargo para el que también habían 'sonado' otros candidatos como el primer ministro irlandés, Enda Kenny, aunque según el semanario alemán 'Der Spiegel' el exprimer ministro letón Valdis Dombrovskis sería uno de los favoritos al cargo.
Si los líderes son capaces de cerrar un acuerdo sobre estos dos cargos en la cumbre también se espera que discutan "el paquete más amplio" de nombramientos, incluido el próximo presidente del Eurogrupo, para el que parte como favorito el ministro de Economía español, Luis De Guindos, que esta semana recibió el apoyo de la canciller alemana, Angela Merkel. "De Guindos está hecho tras el apoyo de Merkel", han asegurado fuentes comunitarias.