Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El embajador de Israel muestra las armas de la 'Flotilla de la libertad'

Durante una rueda de prensa multitudinaria, el embajador de Israel, Rafael Schutz, exhibió varios vídeos para evidenciar sus argumentos en contra de los pasajeros de la flotilla. Uno de estos vídeos mostraba numerosas armas que fueron encontradas en el 'Mavi Marmara' como cuchillos, puñales, palos, tirachinas y cócteles molotov. En un segundo vídeo aparecía un hombre que anunciaba que iba a suicidarse: "Hoy seré un shahid -mártir-" decía este hombre a cámara. Según el embajador israelí éstas pruebas son más que suficientes para justificar el ataque del ejército de Israel a la flota humanitaria.
Aseguraba el embajador que la 'Flotilla de la libertad' ha sido organizada por IHH, una entidad turca dedicada a fomentar el terrorismo yihadista y con vínculos en Al Qaeda. Ha defendido la legalidad del asalto a la flotilla al interferir ésta en el bloqueo de la franja de Gaza. Según Schutz, cuando los militares descendieron en helicóptero a la cubierta del barco, se encontraron con "un escenario de batalla campal" en el que los activistas no eran pacifistas puesto que "habían escogido a terroristas como compañeros de viaje". El embajador también ha criticado el discurso "propagandístico" de los cooperantes españoles, la criminalización de Israel, el deslizamiento de corte antisemita y la banalización del Holocausto.
 
No obstante, Suchtz ha pedido disculpas por las declaraciones que realizó comparando a los nueve fallecidos en el 'Mavi Marmara' con las víctimas de los accidentes de tráfico. Ha reconocido que éstas declaraciones han sido un "error humano desafortunado" ofreciendo su "plena rectificación".
Además ha negado las informaciones que apuntan a la posibilidad de que los soldados lanzaran por la borda los cuerpos de algunos de los cooperantes que viajaban en el barco o que se haya abierto fuego antes de abordar el "Mavi Marmara".