Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La tasa de empleo de media jornada se dispara para las mujeres con hijos en la UE

España, sexto país de la UE con mayor diferencia salarial entre mujeres y hombres
La tasa de empleo de media jornada de las mujeres se dispara en la UE con el número de hijos, algo que no sucede en el caso de los hombres, según los datos publicados por Eurostat. Esta discriminación se suma a la desigualdad salarial, ya que se mantiene que las mujeres cobran de media un 16 por ciento por ciento menos.
"Con o sin hijos, es más frecuente que las mujeres tengan trabajos a media jornada en casi todos los Estados miembro de la UE. Sin embargo, la diferencia se amplía con el número de hijos", explica Eurostat en un informe publicado con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este martes, 8 de marzo.
En concreto, señala que el porcentaje de mujeres sin hijos con trabajos de media jornada de entre 25 y 49 años de edad era del 20 por ciento en 2014, en comparación con el 8,2 por ciento de los hombres en ese mismo grupo de edad.
Esta cifra se incrementa hasta el 31,3 por ciento para las mujeres con un hijo (5,1 para los hombres); al 39,2 por ciento para mujeres con dos hijos (4,8 para los hombres) y al 45,1 para las que tienen tres o más hijos (7 por ciento para los hombres).
"Dicho de otra forma, en la UE, cuantos más hijos tiene una mujer, más probable es que trabaje media jornada, mientras que para los hombres es al revés. Esta tendencia general se observa en la abrumadora mayoría de los Estados miembro", apunta Eurostat.
Los países con una mayor tasa de empleo de media jornada entre las mujeres son Alemania, Austria, Reino Unido y Países Bajos. En el caso de España, no se detectan grandes diferencias con el número de hijos. El porcentaje de mujeres trabajando a media jornada es del 21,5 por ciento para las mujeres sin hijos; del 29,7 por ciento para las mujeres con un hijo; del 29,9 por ciento para las mujeres con dos hijos y del 30,7 por ciento para las mujeres con ters o más hijos.
Sin embargo, las diferencias son notables al compararlas con esta tasa entre los hombres españoles, ya que el porcentaje de trabajo de media jornada es del 9,5 por ciento para los hombres sin hijos; del 6,6 por ciento entre los que tienen un hijo; del 5,2 por ciento para los que tienen dos hijos y del 7,6 por ciento entre los que tienen tres o más hijos.
BRECHA SALARIAL
Eurostat también destaca la brecha salarial entre hombres y mujeres, ya que las mujeres cobran de media un 16 por ciento menos que los hombres. Es decir, que por cada euro que cobra un hombre en su salario, una mujer cobra 84 céntimos. España estaría en el vagón de cola, con las mujeres cobrando un 18,8 por ciento menos que los hombres, el sexto peor dato de la UE.
En el lado positivo, la brecha salarial es de menos del 5 por ciento en Eslovenia o Malta, mientras que supera el 20 por ciento en Estonia, Austria, República Checa, Alemania o Eslovaquia.
Sin embargo, Eurostat subraya que estos datos no siempre revelan desigualdad en un mismo trabajo, ya que influye la formación y la experiencia o cuestiones sectoriales, como que los hombres sean más numerosos en empleos mejor pagados.