Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera curada de ébola en EEUU se siente "afortunada" y quiere volver a una "vida normal"

La enfermera estadounidense Nina Pham, que este viernes ha sido dada de alta tras superar el ébola, ha dicho sentirse "afortunada" y confía ahora en recuperar una "vida normal", contenta de poder reunirse de nuevo con su familia y con su perro Bentley, que dio negativo en todas las pruebas realizadas.
Pham se contagió del ébola cuando trataba en Dallas al paciente liberiano Thomas Eric Duncan, que murió por el virus el pasado 8 de octubre. Posteriormente, se conoció el contagio de la enfermera Amber Vinson, que también había tratado al fallecido.
"Me siento afortunada y bendecida por estar aquí hoy", ha dicho Pham a su salida del hospital de Bethesda (Maryland), donde ha pasado sus últimos días ingresada. La enfermera ha recordado a quienes "no han sido tan afortunados" y han muerto por el virus del ébola.
Pham ha dado las gracias al equipo médico que la ha atendido y también al doctor Kent Brantly, que sobrevivió al virus y donó su plasma para su uso como suero medicinal.
De cara al futuro, Pham quiere llevar una "vida normal" y ha pedido respeto para su "privacidad". "Espero que la gente entienda que esta enfermedad y toda la experiencia ha sido algo muy estresante y complicado para mí y mi familia", ha añadido.