Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez obliga a la enfermera Hickox a permanecer a un metro de distancia de otras personas

Kaci HickoxPantallazo de vídeo

Un juez del estado norteamericano de Maine ha ordenado a la enfermera Kaci Hickox, considerada un caso de riesgo por tratar a pacientes con ébola en Sierra Leona, que permanezca a un metro de distancia de otras personas y evite lugares públicos.

Kaci Hickox ha dado negativo en las pruebas de ébola y no ha mostrado síntomas, lo que le ha llevado a acusar a las autoridades de violar sus derechos constitucionales al obligarle a permanecer aislada durante 21 días.
Este jueves por la mañana, la enfermera desafió la cuarentena y se fue a dar un paseo en bicicleta con su novio, pese a las indicaciones de las autoridades sanitarias de permanecer en su casa.
El gobernador ya amenazó con recurrir a los tribunales para forzar a Hickox a guardar su cuarentena y, a última hora del jueves, un juez estableció una serie de medidas de obligado cumplimiento.
La mujer, aunque puede salir de su vivienda no podrá acercarse a menos de un metro a otra persona "hasta nueva orden", informa NBC News.
En caso de que quiera abandonar la localidad de Fort Kent, deberá comunicárselo antes a las autoridades, según el juez, que ha instado a Hickox a no utilizar el transporte público ni entrar en zonas de trabajo.