Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiebre aftosa provoca la muerte de 22 niños en China

Un brote mortal de fiebre aftosa está cebándose con los menores en China. Las autoridades no han conseguido controlar la variante humana del virus (EV71) que se ha desatado en la ciudad de Fuyang. Hasta el momento han muerto 22 niños y 3.221 afectados, según el diario oficial 'China Daily'.
El número de niños afectados ha pasado en tan sólo dos días, de miércoles a viernes, de 1.864 a 3.321, de los cuales 48 se encuentran en estado crítico, según un portavoz del departamento sanitario local.
El enterovirus se contagia a través de mucosidad, saliva o heces y es altamente peligroso para los más pequeños. Se manifiesta con síntomas como fiebre, llagas en la boca y erupciones en la piel.
"La mayoría de los niños infectados son de zonas rurales. Los servicios de salud pública no son allí tan buenos como en las ciudades", afirmó por su parte Ran Xianghui, subdirector del hospital número dos de Fuyang.
Algunos de los menores afectados presentan daños en órganos vitales como el cerebro, el corazón y los pulmones. Los adultos pueden no presentar síntomas pero ser portadores del virus.
Se cree que empezó a propagarse a principios de marzo, pero las autoridades chinas no han hecho pública la noticia hasta esta semana. Un equipo del Ministerio de Salud está en Fuyang y los expertos médicos advirtieron de que el pico de la epidemia aún está por llegar, en junio o julio.ZA/LA