Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fuerzas de seguridad matan a 40 milicianos del ISIS al sur de Bagdad

Las fuerzas de seguridad iraquíes han anunciado este jueves la muerte de cuatro milicianos del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) en un enfrentamiento al sur de la capital, Bagdad, según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.
En base a las informaciones facilitadas por el portavoz del Comando de Operaciones de Bagdad (COB), Saad Maan, "una fuerza del COB ha evitado un ataque de los terroristas del ISIS contra un puesto de control en el área de Dolibah".
El grupo, surgido tras la unificación de Al Qaeda en Irak y varias brigadas extremistas sirias, se hizo el 1 de enero con el control de las localidades iraquíes Faluya y Ramadi, y desde entonces las fuerzas de seguridad y algunas tribus suníes combaten para expulsarlo de las mismas.
Por otra parte, al menos doce personas han muerto --entre ellas once soldados y un civil-- y otras 36 han resultado heridas --trece militares y 23 civiles-- en varios ataques registrados en el país durante la jornada.
En un primer incidente, cinco soldados han muerto y otros once han resultado heridos a consecuencia de un atentado suicida contra un cuartel en la localidad de Ein al Baidha, ubicada al sur de Mosul.
Asimismo, cuatro soldados han muerto y doce civiles han resultado heridos en un atentado con coche bomba en Sulaiman Bek, al sur de Kirkuk, mientras que otros dos soldados han fallecido y dos han resultado heridos al explotar una bomba al paso de su patrulla en Baquba.
Por último, un civil ha muerto y otros once han resultado heridos a causa de un atentado con coche bomba en una zona residencial de la localidad de Al Mahmudiya, ubicada al sur de Bagdad.
A principios de marzo, Al Maliki acusó abiertamente a Arabia Saudi y Qatar durante una entrevista a una televisión francesa de "incitar y fomentar los movimientos terroristas" y apoyarlos tanto con dinero como con armamento. Arabia Saudí ha rechazado las acusaciones, pero Qatar todavía no se ha pronunciado.