Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo gobierno de Sánchez Cerén buscará entrar en Petrocaribe pero no en el ALBA

El nuevo gobierno en El Salvador que liderará Salvador Sánchez Cerén buscará la entrada de país centroamericano en Petrocaribe, el proyecto petrolero promovido por Venezuela, pero no su adhesión a la Alianza Bolivariana para América (ALBA), según ha adelantado el secretario nacional del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Medardo González.
Según ha indicado en declaraciones al diario 'El Mundo', "como gobierno, vamos a procurar de que el ingreso formal del gobierno de Salvador (Sánchez Cerén) a Petrocaribe sea lo más pronto posible, ese es un tema que está ya clarísimo".
Sin embargo, ha precisado, tanto el FMLN como el presidente electo desisten de unirse al ALBA, ya que se trata de una alianza más ideológica, ya que en sus principios fundacionales, además de poner "énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social con base en doctrinas de izquierda", aclara que nació "como contrapartida del ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas), impulsada por Estados Unidos".
Por esa razón, ha explicado el actual Gobierno de Mauricio Funes, rechazó la propuesta del FMLN de entrar en el ALBA y tampoco aprobó adherirse a Petrocaribe, aunque pidió ser miembro observador. Sin embargo, en este último caso se trata de acuerdo de cooperación energética que permite a sus socios tener acceso a combustible y pagar la factura de éste a precio preferencial.
Según recuerda el diario, el pasado 1 de septiembre el ahora presidente electo dijo que su gobierno, de ser elegido, entraría en Petrocaribe y que eso permitirá al país tener una disposición de 640 millones de dólares para inversión en el área social.
El actual Ejecutivo solicitó a Petrocaribe formar parte de los miembros observadores del proceso, pero no pidió ser reconocido como miembro pleno. De acuerdo a los estatutos de Petrocaribe, una vez que el directorio avala la participación como observador, el país deberá decidir si ingresa de manera permanente y el Consejo Ministerial deberá dar el aval "por unanimidad".
MODO DE ADHESIÓN
Así las cosas, el secretario general del FMLN ha aclarado que ahora la discusión en el gobierno electo es qué figura usarán para el ingreso a Petrocaribe.
Según Medardo González hay dos opciones: una, entrar como gobierno, y otra, hacerlo por medio de una empresa privada, como es el caso de Alba Petróleos de El Salvador, la sociedad mixta conformada con aportes de alcaldías del país gobernadas por el FMLN.
Los alcaldes del FMLN cuentan con "una figura que se llama Enepasa que conforma junto con PDVSA de Venezuela la empresa que se llama Alba Petróleos", que ya está en Petrocaribe. "Al entrar el gobierno de Salvador a Petrocaribe ya se vería si la figura sigue siendo la misma de que está, que sea una empresa la que se adhiera, o sea el gobierno de El Salvador", ha precisado.
Petrocaribe, fundada en junio de 2005 por el difunto presidente venezolano Hugo Chávez, está integrada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, San Cristobal y Nieves, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristobal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam y Venezuela. Su objetivo es asegurar que ahorros derivados de la factura energética sean empleados para el desarrollo económico y social de los países miembro.