Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gobierno despliega en Sinchuan a 50.000 militares y 190 helicópteros

Un grupo de 33 turistas extranjeros que estaba incomunicado en la reserva de osos panda de Wolong ha sido evacuado hoy en helicópteros militares.
En este grupo hay ciudadanos de nacionalidad británica, estadounidense y francesa, y todos se encuentran en buen estado.
Un funcionario de la reserva ha informado de la existencia de turistas y periodistas incomunicados en Wolong, entre ellos 50 extranjeros.
Según esta fuente, este grupo permaneció en un hotel de la zona tras el seísmo, que cortó las telecomunicaciones con la reserva.
El resto de los extranjeros, 17, permanece a salvo en Wolong a la espera de ser evacuado, mientras otros 682 turistas foráneos abandonarán hoy el centro turístico de Jiuzhaigou.
El centro de prensa de Chengdu no pudo especificar las nacionalidades de estos turistas, incluidos en un total de 6.000 personas (la mayoría chinos) que quedaron varadas en Jiuzhaigou, la mitad de las cuales ya han sido evacuadas.
La oficina local de ayuda en desastres señaló que 11 turistas taiwaneses, que quedaron colgados en el vacío en el interior de un teleférico en la montaña de Lingyan, en Dujiangyan, fueron rescatados, aunque uno de ellos murió.
Cifras trágicas
Las autoridades han confirmado la muerte de 19.500 personas en el terremoto más devastador de las últimas décadas en China, que de momento ha dejado más de 45.000 personas sepultadas o desaparecidas y 64.746 heridos, algunos en estado grave.
El alto número de desaparecidos hace temer que pueda aumentar la cifra de muertos a causa de este desastre, comparado por los sismólogos con el sismo de 1976 en Tangshan, en el que perdieron la vida 240.000 personas.
Tres ciudades de montaña en la zona del epicentro, en el distrito de Wenchuan, permanecen incomunicadas: Qingping, Jinhua y Tianchi, con un número desconocido de víctimas; mientras que en la ciudad de Shifang se ha confirmado la muerte de 2.500 personas.
Más de 50.000 efectivos del Ejército chino trabajan en las labores de rescate, apoyados por medios terrestres y aéreos.
La orografía del terreno, a los pies de la Cordillera del Himalaya, de alta actividad sísmica, han hecho que el primer ministro chino, Wen Jiabao, haya ordenado el despliegue de otros 90 helicópteros para llegar a las áreas incomunicadas.    LA