Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La guerra en Yemen deja 2.795 muertos y 5.324 heridos en 2015

La guerra civil en Yemen ha acabado con la vida de 2.795 personas y ha dejado a otras 5.324 heridas desde marzo hasta diciembre de 2015, según las estimaciones del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
El conflicto ha dejado 81 civiles muertos y otros 109 heridos en el último mes de 2015. De las víctimas de diciembre, al menos 62 civiles han muerto víctimas de ataques aéreos atribuidos a la coalición que dirige Arabia Saudí.
Rupert Colville, el portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ha recordado en rueda de prensa que la cifra de civiles muertos en diciembre es "más del doble" que la registrada en noviembre, cuando perecieron 29 civiles.
El 18 de diciembre de 2015, 18 civiles murieron víctimas de dos ataques aéreos que alcanzaron una vivienda en la localidad de Wadi Kena, en la región de Saada. "Nuestro equipo sobre el terreno ha recibido también información que indica que el 20 de diciembre seis civiles, incluidos dos niños, murieron y otros ocho, incluidos cuatro niños, resultaron heridos por ataques aéreos contra un barrio residencial de la ciudad de Al Hudaidá", unos ataques que "destruyeron completa o parcialmente unas catorce casas", ha contado Colville.
El portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha dicho que los ataques aéreos han continuado desde Año Nuevo, con unos once ataques en Saná el domingo y el lunes siguientes y más ataques a primeras horas de este martes.
"Todavía no hemos podido confirmar si estos últimos ataques han provocado más víctimas civiles, aunque los primeros informes señalan que varios edificios públicos y privados han sido alcanzados desde el domingo, algunos situados en zonas densamente pobladas de Saná", ha explicado.
Colville ha asegurado, además, que han recibido información "alarmante" sobre el supuesto uso de "bombas de racimo" por parte de las fuerzas de la coalición saudí en la región de Hajjah. "Durante una visita de campo a la localidad de Al Odair, en el distrito de Haradh, un equipo de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha encontrado restos de 29 submuniciones cerca de una plantación de plátanos", ha afirmado.
Según varios testigos, hay más localidades alcanzadas por estas municiones. "Nuestro equipo ha documentado el uso de submuniciones de racimo en varios distritos más, incluid Hairan y Bakel al Meer y ha entrevistado a dos pacientes que habían resultado heridos en dos incidentes distintos tras pisar unas submuniciones no explosionadas", ha señalado Colville.
El portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha contado que, en diciembre de 2015, al menos once civiles murieron por bombardeos atribuidos a los Comités Populares, un grupo vinculado a los huthis. Esta cifra supone un descenso significativo en comparación con los 32 civiles muertos por acciones de este bando en noviembre de 2015.