Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La iniciativa francesa para retomar las negociaciones entre Palestina e Israel, recibida con escepticismo

La iniciativa de Francia para reavivar "los diálogos de paz" entre palestinos e israelíes ha sido recibida este viernes con división entre activistas y analistas, en medio de gran escepticismo sobre los avances efectivos que puedan lograrse.
Desde el 'think tank' palestino Al Shabaka se ha criticado que las reuniones en París no conseguirá una resolución justa ni efectiva para los palestinos. "La razón fundamental por la que las conversaciones de dos décadas han fracasado es porque asumen que hay una simetría entre israelíes y palestinos en la mesa de negociación, esa simetría no es tal", ha asegurado a Al Yazira Tareq Baconi, el analista político del think tank palestino Al Shabaka.
"Este proceso puesto en marcha en Francia es poco probable que llegue a una resolución justa. Regurgita los mismos aspectos que han fracasado en las últimas dos décadas para no producir ninguna resolución efectiva", ha añadido Baconi.
El Movimiento de Resistencia Islámica Hamás se ha opuesto al proceso, mientras que la iniciativa ha recibido una cálida respuesta por parte de otros segmentos de los movimientos palestinos.
"Estamos pasando de un enfoque bilateral que se ha demostrado fallido a un esquema multilateral en el que la comunidad internacional debe asumir su responsabilidad", ha declarado al medio catarí el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, que ya fue el jefe negociador palestino en los acuerdos de Oslo de 1993.
La iniciativa gala está diseñada para establecer un trabajo de base para una "conferencia de paz" a finales de año que cuente con la participación de negociadores palestinos e israelíes, que por el momento no están presentes en las primeras negociaciones de París.
Líderes mundiales, incluido el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que lideró la última ronda de negociaciones directas, intentarán establecer los parámetros para resolver el conflicto.
La comunidad internacional estaría dispuesta a aplicar una serie de incentivos económicos y garantías de seguridad para tratar de reavivar el proceso de paz entre israelíes y palestinos, ya que, según aseguró este viernes el ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, la situación está llegando a "un punto de no retorno".
El proceso lleva dos años paralizado y no está claro el efecto que tendrá la cumbre de este viernes en París, ya que mientras que la Autoridad Palestina ha respaldado la iniciativa, el Gobierno de Benjamin Netanyahu ha advertido de que está abocada al fracaso. Para Netanyahu, sólo valen las negociaciones directas.