Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un intérprete afgano de las tropas británicas se suicida antes de ser deportado

Un intérprete afgano de las tropas británicas en el país centroasiático se ha suicidado este lunes tras ser informado de que iba a ser deportado por las autoridades, según ha informado el diario local 'The Guardian'.
El traductor, identificado como Nangyalai Dawudzai, trabajó con el Ejército británico durante tres años antes de abandonar Afganistán tras recibir amenazas de muerte por parte de los talibán.
El intérprete, de 29 años de edad, pagó a traficantes de personas para poder llegar a Reino Unido, donde solicitó asilo, si bien fue informado recientemente de que su petición había sido rechazada debido a que se le tomaron las huellas dactilares en Italia.
Un compañero de Dawudzai ha detallado que las autoridades informaron al traductor de que debía solicitar asilo en Italia, ya que fue el país por el que entró al continente.
"Estaba deprimido y muy triste. Dijo que su vida estaba en peligro y que no le importaba a nadie. Creía que Reino Unido le ayudaría porque él les ayudó", ha lamentado. Dawudzai permaneció detenido unos 18 días después de que se detectara su paso por Italia.
El par demócrata liberal Lord Ashdown, uno de los principales defensores de la causa de los intérpretes afganos del Ejército de Reino Unido, ha dicho que el caso "es el ejemplo más trágico de la vergonzosa política del Gobierno".
El citado diario ha señalado que otros tres intérpretes que trabajaron con las fuerzas británicas en zonas de guerra hacen frente a órdenes de deportación debido a que se les tomaron las huellas dactilares en otros países europeos antes de llegar a Reino Unido.
Por su parte, el Ministerio del Interior británico ha expresado su "profunda tristeza" por el caso, que ha descrito como "trágico". "Sería inapropiado comentar más debido a que las investigaciones continúan", ha remachado.