Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

1.000 latigazos por disfrazarse de policía y grabarlo con el móvil

Según el rotativo saudí Al Hayat, que cita a fuentes sin identificar, un tribunal de Yeda ha condenado a Mazen bin Mohamed Sendi también a un año de cárcel y una multa de 5.000 reales (unos 975 euros).
Las autoridades darán los latigazos de manera gradual, conforme a la "Sharía" o Ley Islámica, indica el rotativo.
Sendi, de 27 años, fue detenido hace dos meses después de que apareciera en una grabación de vídeo disfrazado de policía, y actuando de manera contraria a la moral y enseñanzas del islam, según el diario, que no ofreció más detalles.
La persona que grabó el vídeo también fue condenada a un año de cárcel y una multa de 3.000 reales (585 euros).
Sendi es conocido como el "oficial del Bluetooth", ya que su vídeo ha sido transmitido de un móvil a otro a través del "Bluetooth".