Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de Sotloff pide a Al Baghdadi que no castigue a su hijo por los "pecados de otros"

La madre de Steven Sotloff, el periodista estadounidense al que amenaza con matar el Estado Islámico y que fue secuestrado en Siria el año pasado, ha publicado un vídeo en el que pide directamente al líder del grupo yihadista, Abu Bakr al Baghdadi, que libere a su hijo y no le castigue por los "pecados de otros".
En la grabación, publicada por el 'New York Times', Shirley Sotloff se dirige directamente a Al Baghdadi refiriéndose a él como "califa", cargo que éste se abrogó cuando el Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS) se convirtió en Estado Islámico y proclamó un califato en los territorios que controla en los dos países el pasado 29 de junio.
La mujer argumenta que su hijo es un simple periodista que cubría el "sufrimiento de los musulmanes a manos de tiranos" y subraya que él, como califa, "puede conceder la amnistía". "Le pido que por favor libere a mi hijo (...) le pido que use su autoridad para salvar su vida", prosigue.
"Como madre, le pido que la justicia sea piadosa y no castigue a mi hijo por asuntos sobre los que él no tiene control", subraya la madre de Sotloff, cuyo secuestro no se conoció hasta la semana pasada, cuando el Estado Islámico amenazó con matarle en el vídeo de la ejecución del también periodista estadounidense James Foley.
La mujer, que dice haber estado estudiando el islam desde la captura de su hijo, apela a Al Baghdadi a usar su autoridad para "salvar su vida y seguir el ejemplo fijado por el profeta Mahoma, que protegió a los pueblos del Libro", en referencia a cristianos y judíos.
Asimismo, añade que ha podido aprender que el islam enseña que "ninguna persona debería ser considerada responsable por los pecados de otros" e insiste en que su hijo es un "periodista inocente" que "no tiene ningún control sobre las acciones de Estados Unidos".
"Nos gustaría verle en casa sano y salvo y abrazarle", asegura la mujer. "Como cualquier otra madre me gustaría vivir para ver a los hijos de mis hijos. Le ruego que me lo conceda", concluye el mensaje.