Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abbas ordena suspender todo contacto con Israel por las restricciones en la Explanada de las Mezquitas

Abbas ordena suspender todo contacto con Israel por las restricciones en la Explanada de las MezquitasREUTERS

El presidente palestino, Mahmud Abbas, ha ordenado suspender todos los contactos con Israel en represalia por las nuevas restricciones de acceso que el Gobierno de Benjamin Netanyahu ha impuesto en la Explanada de las Mezquitas, un lugar sagrado para musulmanes y judíos.

“Declaro la suspensión de todos los contactos con la parte israelí, a todos los niveles, hasta que cancele las medidas en la Mezquita de Al Aqsa y preserve el ‘status quo”, ha dicho Abbas en un breve discurso transmitido por las televisiones palestinas.
El Gobierno israelí ordenó el pasado 14 de julio --por primera vez desde 1969-- cerrar la Explanada de las Mezquitas en respuesta a un ataque efectuado ese mismo día por tres árabe-israelíes contra los policías apostados en la Puerta de los Leones, cerca del complejo religioso, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Los tres agresores y dos agentes murieron.
Desde entonces, el lugar permanece cerrado para toda persona menor de 50 años y, los que cumplen el requisito de la edad, solo pueden acceder al templo a través de un detector de metales.
Los palestinos y el mundo musulmán en general han interpretado estas medidas como un intento de las autoridades israelíes de aumentar su control sobre la Explanada de las Mezquitas.
Las protestas se han sucedido esta semana y este viernes, día tradicional del rezo islámico, los enfrentamientos entre palestinos y fuerzas israelíes se han extendido por Jerusalén, Cisjordania y la Franja de Gaza. Tres palestinos han muerto y cerca de 200 han resultado heridos, de acuerdo con la agencia de noticias palestina Maan.
La última vez que palestinos e israelíes negociaron de forma directa para intentar firmar la paz fue en 2014, bajo los auspicios del entonces presidente estadounidense, Barack Obama, pero descarrilaron por la negativa del Estado hebreo a frenar la expansión de las colonias judías en territorio palestino.
Numerosos países han intentado resucitar el proceso de paz en Oriente Próximo, pero sin éxito. El ya ex presidente francés François Hollande celebró una conferencia internacional a principio de año que fue boicoteada por los israelíes y el presidente ruso, Vladimir Putin, ha ofrecido Moscú a Abbas y Netanyahu para una reunión que no se ha producido.
La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el pasado 20 de enero, ha multiplicado las posibilidades de reactivar el diálogo. La cercanía del magnate neoyorquino a Israel ha regenerado las relaciones bilaterales, que quedaron dañadas durante la era Obama.
Trump ha recibido por separado en la Casa Blanca a Netanyahu y Abbas y se ha ofrecido como posible mediador. Los dos líderes han expresado sus simpatías hacia una nueva mediación estadounidense, si bien ninguno ha dado pasos concretos para iniciar las conversaciones.
Los asentamientos israelíes siguen siendo uno de los principales obstáculos. Aunque el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha ratificado, con el apoyo de Estados Unidos, que son ilegales, conforme al Derecho Internacional, Netanyahu ha anunciado la construcción de una nueva colonia judía en Cisjordania, la primera en más de veinte años.