Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las maniobras rusas en la frontera con Ucrania inquietan cada vez más a Occidente

Estados Unidos adelantaba inminentes sanciones del G-7 a Rusia. De hecho, en una reunión de urgencia convocada para el lunes en Bruselas, la Unión Europea concretará esas medidas.

El anuncio de sanciones coincide con la llegada de más tropas estadounidenses a la zona, en este caso a Letonia, cuyas autoridades consideran que este refuerzo militar de la OTAN es más que simbólico.

El temor a una guerra, y a que esta se internacionalice, aumenta cada día, porque las zonas pro rusas de Ucrania la situación sigue siendo explosiva.

Las últimas acciones de los rebeldes, como el derribo de un helicóptero, o el secuestro de siete observadores occidentales en Slavianks están, según el primer ministro ucraniano, apoyadas por Putin, a quien acusa de nuevo como un peligroso intruso capaz de provocar otra guerra mundial

Los separatistas, sin embargo, reafirman su compromiso con Rusia, y en el entierro de uno de ellos, abatido por las fuerzas de seguridad, juran que su causa no morirá.