Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manda a su marido al sofá y amanece muerto

Manda a su marido al sofá y amanece muertogtres

Ashely Murrell ha perdido a su marido después de discutir con él y mandarlo al sofá. Por la mañana, la mujer descubrió a su esposo, Mikey, muerto en el sofá. Con el corazón, aconseja a las parejas a solucionar sus problemas antes de irse a dormir. “La vida es demasiado corta para irse a la cama enfadada y no gastar cada momento con la familia”.

Mikey Murrell, de 36 años y limpiador de alfombras, estuvo trabajando 16 horas y su mujer se enfadó porque llegó a casa demasiado tarde. Así que lo mandó a dormir al sofá. Ella no sabía que había estado haciendo horas extras para pagar un viaje a Praga con motivo de su aniversario.
A la mañana siguiente, Ashley encontró a su marido muerto en el sofá. Se siente culpable y se arrepiente de las últimas palabras que la dijo a su marido. Por eso pide a las parejas que se besen y solucionen sus problemas antes de irse a dormir.
“Me sentí tan culpable. Estaba tan enojado conmigo misma por hacerle dormir en el sofá. Todavía me resulta difícil pensar en mis últimas palabras provocadas por la ira. Cuando me enteré de que había estado ahorrando para llevarnos en un viaje de aniversario fue horrible”, ha dicho en declaraciones al diario británico Metro.
 
Ashley cuenta que su marido hacía turnos de 16 horas siete días a la semana para poder pagar el viaje. Estaba cansado y su salud se estaba mermando. “Aquel día estaba agotado, nunca lo había visto tan mal y me enfadé al verlo así”, ha explicado.
 
“La vida es demasiado corta para irse a la cama enfadada y no gastar cada momento con la familia”, sentencia esta madre con tres hijos de Wellington, Inglaterra.