Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los médicos le dijeron que no podía tener hijos, pero descubre en Google que no era cierto

Julia Cameron nació sin útero ni trompas, pero descubrió que sus ovarios producían óvulos sanos que pueden ser fecundados e implantados en un útero en alquiler.telecinco.es
Cuando Julie Cameron tenía solo 15 años los médicos le advirtieron de que no podía tener hijos. La adolescente fue diagnosticada con el síndrome de Mayer-Rokitansky-Kuster-Hauser, o lo que es lo mismo carecía de útero y de trompas de falopio. Sin embargo, 20 años después de aquel diagnóstico, la profesora británica ha descubierto buscando en Google, que pese a todo tiene dos ovarios sanos y que existe una posibilidad para ser madre.
La historia que publica el cuenta cómo una noche la mujer escribió en Google el nombre de su padecimiento y descubrió algo que los médicos no le habían dicho: Es cierto que nunca podría llevar un embrión en su cuerpo, pero sí podía concebirlo con sus propios óvulos. 'Daily Mail'
Los especialistas que la vieron no mencionaron que con "las modernas técnicas de fertilidad" en teoría Julia podía concebir un hijo biológico con un vientre en alquiler donde fueran implantados una vez que estos estuvieran fecundados in vitro.
Después del feliz descubrimiento que hizo una noche desesperada, Cameron y su marido ya han encontrado una mujer que llevará en su útero el embrión de la pareja.
Ahora solo espera recaudar los más de 5.000 euros que necesitan para realizar el tratamiento de fertilización in vitro de sus óvulos. Aún así si este da resultados, todavía necesitaría unos 10.000 más para pagar la madre subrrogada.
La mujer ha mostrado su asombro y su alegría. "Siempre he pensado que tener un hijo era imposible para mí y no pasaría en mis sueños más salvajes - tal vez ahora esos sueños se hagan realidad."