Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un militar turco muerto en un ataque de individuos armados en el mar Negro

Un militar turco ha muerto y otro más ha resultado herido en un ataque armado perpetrado en Torul, una locliadad situada a las afueras de la ciudad de Gumushane, en la región del mar Negro.
Los atacantes dispararon contra un vehículo miltiar e hirieron a dos ocupantes, ha explicado el gobierno provincial, según recoge la agencia de noticias oficial, Anatolia. Uno de ellos falleció posteriormente en un hospital.
"Hay una operación a gran escala para atrapar a los responsables", ha afirmado el gobernador de Gumushane, Yucel Yavuz, tras visitar el hospital. Yavuz ha reconocido que hay actividad de organizaciones armadas en la zona desde hace un mes.
Aunque no ha sido mencionada, en la zona opera la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), principal sospechosa del incidente, según Anatolia.
Por otra parte, fuentes turcas han informado a Anatolia de que la Fuerza Aérea ha atacado al PKk en el sureste de Turquía y el norte de Irak, en particular en el distrito de Yuksekova, en la provincia de Hakkari; y en el distrito de Lice, provincia de Diyarbakir, durante la jornada del sábado. Además han sido bombardeadas bases del PKK en Avasin, Qandil y Gara, en el norte de Irak.
Más de 4.500 integrantes del PKK y más de 440 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto en enfrentamientos o como consecuencia de ataques desde el comienzo de la operación de seguridad en las regiones de mayoría kurda de Turquía, a mediados de diciembre. Además, las autoridades han impuesto el toque de queda en las zonas más afectadas por los combates, incluidos núcleos urbanos enteros.
En julio se rompió el alto el fuego pactado por el PKK y Turquía en el marco de unas negociaciones de paz que pretendían cerrar un conflicto que se ha cobrado más de 40.000 vidas desde que estalló, en 1984. El alto el fuego estuvo en vigor dos años.