Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro del Interior niega que las conversaciones de paz con los talibán se encuentren estancadas

El ministro del Interior de Pakistán, Chaudhry Nisar Alí Jan, ha negado este domingo que las conversaciones de paz con el grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocido como los talibán paquistaníes, se encuentren estancadas y ha recalcado que los esfuerzos para continuar adelante siguen en marcha.
Asimismo, ha indicado que el Gobierno ha consultado con el Ejército la liberación de doce presos talibán y ha recalcado que Islamabad quiere lograr la liberación de los no combatientes capturados por el grupo insurgente.
En este sentido, ha sostenido que la liberación de los presos combatientes tendrá lugar en una fase más avanzada del proceso de diálogo, si bien ha dicho que se tratará de una tarea complicada.
El movimiento integrista presentó la semana pasada una lista de 800 prisioneros que quiere que sean liberados, además de exigir al Ejército que se retire de la zona fronteriza con Afganistán para crear una "zona segura" que garantice su integridad.
La decisión de los talibán tuvo lugar poco después de que el Gobierno paquistaní anunciase la liberación de 16 presos con el visto bueno del primer ministro, Nawaz Sharif.
El proceso de negociación se ha retomado casi cuatro meses después de que el anterior intento fracasara pocas horas antes de empezar a consecuencia de la muerte del líder del TTP, Hakimulá Mehsud, a causa de un bombardeo estadounidense.
Nisar ha destacado además que la guerra no puede ser ganada sólo por las fuerzas de seguridad y ha abogado por la unión de la sociedad en la lucha contra el terrorismo, según ha informado el diario paquistaní 'Dawn'.
ATENTADO EN ISLAMABAD
Por otra parte, el ministro ha afirmado que la investigación en torno al atentado ejecutado el miércoles en un mercado de Islamabad ha sido "satisfactoria", y ha tildado el suceso de "acto cobarde". Así, ha puntualizado que los terroristas "querían propagar una percepción de inseguridad".
El Ejército Unido de Baluchistán, un grupo miliciano separatista paquistaní, reclamó la autoría del atentado, que se saldó con 24 muertos y 115 heridos.
El portavoz del grupo, Murid Baloch, indicó que el atentado fue llevado a cabo en respuesta a las operaciones llevadas a cabo en los últimos días por las fuerzas de seguridad en la localidad de Kalat, ubicada en la provincia de Baluchistán.
"Hemos llevado a cabo el ataque en Islamabad en respuesta a la operación militar contra nosotros y lanzaremos más ataques en otras ciudades", subrayó.