Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Algunos ministros del PMDB se niegan a abandonar su cargo en el Gobierno de Rousseff

Al menos tres de los siete ministros con que hasta ahora contaba el Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) en el Gobierno de Dilma Rousseff se niegan a abandonar el cargo después de que la directiva del partido decidiera retirar su apoyo al Ejecutivo.
En un breve congreso general celebrado este martes, la formación que lidera Michel Temer, vicepresidente del Gobierno, decidió retirar su respaldo a Rousseff, quien está amenazada por un proceso de 'impeachment'.
"A partir de hoy, en esta reunión histórica, el PMDB se retira de la base aliada del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff", anunció el vicepresidente del partido, Romero Jucá, aclarando que "nadie está autorizado a ejercer cualquier cargo público en nombre del PMDB".
La formación contaba hasta el martes con siete ministros en el Ejecutivo, si bien horas antes de la reunión de la dirección del partido el titular de Turismo, Henrique Eduardo Alves, se había adelantado y había presentado su renuncia. El PMDB ha dado a los ministros hasta el 12 de abril para entregar sus cargos.
Sin embargo, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Celso Pansera, ya ha dejado claro que seguirá en su puesto y no abandonará el PMDB. "Me mantengo en el cargo de ministro y en el partido", ha aseverado, subrayando que le gusta su partido, fue elegido por él y "no tengo ninguna intención de salir".
Asimismo, ha asegurado que no teme posibles sanciones por parte del PMDB. "No me parece que exista ningún tipo de sanción establecida", ha añadido.
Los medios locales, y también algunos dirigentes del PMDB, también dan prácticamente por seguro que seguirán en sus cargos los ministros de Salud, Marcelo Castro, y de Agricultura, Katia Abreu. Esta última es considerada como muy cercana a Rousseff y mantenía desde hace tiempo una relación complicada con su partido, por lo que no tendría problemas para abandonarlo y seguir en el cargo.
Así las cosas, el exministro de Aviación Eliseu Padilha, muy cercano a Temer, ha advertido de que los estatutos del partido no contemplan la posibilidad de que sus miembros puedan solicitar una licencia y, por tanto, el PMDB podría optar por expulsarlos.