Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho muertos, entre ellos el líder de los Consejos de Salvación, en varios ataques en Irak

Un iraquí pasa junto a un vehículo quemado en el lugar donde explotó un coche bomba en el barrio de Al-Amil, al sur de Bagdad, el pasado mes de junio. EFEtelecinco.es
Al menos ocho personas murieron hoy, entre ellas un líder de los pro gubernamentales Consejos de Salvación y cuatro miembros de su familia, en varios atentados perpetrados en Irak, informaron fuentes del Ministerio del Interior.
Un grupo de hombres armados desconocidos irrumpió en la vivienda del dirigente de los Consejos de Salvación Juder Awed y disparó contra su familia, en la zona de Al Yusufiya, 20 kilómetros al sur de Bagdad.
En este incidente falleció Awed y cuatro de sus familiares, entre ellos su mujer.
Por otro lado, el estallido de dos artefactos explosivos al paso de una patrulla de la Policía en Bagdad, causó la muerte de dos oficiales y heridas a cinco civiles, según las fuentes.
La explosión, que dejó el vehículo de los agentes destrozado, tuvo lugar en la calle Palestina, en el barrio de Al Mustansiriya, en el este de la capital iraquí.
En otro atentado, ocurrido en el centro de la ciudad de Al Faluja, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, falleció un hombre al explotar una bomba lapa colocada en su coche.
Además, la Policía iraquí rescató a un niño que había sido secuestrado en la zona de Al Jalis, en la provincia Diyala, en el este del país.
En esa zona, se celebró hoy una manifestación para reclamar que se condene a los autores del atentado perpetrado el pasado mes de mayo en un mercado popular de esa zona en el que murieron una veintena de personas.
Durante la protesta, estalló un artefacto explosivo que causó heridas a cinco de los participantes, explicaron las fuentes.
Por otro lado, fuentes policiales informaron de que las fuerzas de seguridad encontraron un cadáver, sin identificar, cerca del río en la zona de Al Haklaneya, en el oeste de la ciudad de Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak.
Otro cadáver, que presentaba signos de haber sido torturado, fue encontrado hoy por una patrulla de la Policía, en el este de la ciudad de Kirkuk, a 250 kilómetros al norte de Bagdad.
Los ataques y acciones violentas aumentaron últimamente en las ciudades de la provincia de Al Anbar, donde ayer se celebró una reunión para analizar la seguridad en esta zona a la que asistieron el primer ministro saliente Nuri al Maliki, y sus ministros de Defensa e Interior.
Los atentados perpetrados en Al Anbar tuvieron como objetivo principalmente las casas de los miembros de las fuerzas de seguridad y de los pro gubernamentales Consejo de Salvación.
Al Maliki aseguró en la reunión que "es importante utilizar todas las formas necesarias para mantener la seguridad y la estabilidad en Al Anbar", según el comunicado, que subrayó que se produjeron muchos casos de violencia en este área en comparación con otras provincias.