Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis muertos y 35 heridos en un atentado suicida perpetrado por una mujer en Irak

Un iraquí pasa junto a un vehículo quemado en el lugar donde explotó un coche bomba en el barrio de Al-Amil, al sur de Bagdad. EFE/Archivoltelecinco.es
Seis personas murieron hoy y otras 35 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado por una mujer contra un edificio estatal en la ciudad iraquí de Ramadi, según fuentes del Ministerio del Interior.
Las fuentes explicaron a Efe que la terrorista llevaba un cinturón de explosivos adosado al cuerpo y lo detonó en el interior de la sede de la gobernación de la provincia de Al Anbar, cuya capital es Ramadi, 100 kilómetros al oeste de Bagdad.
El ataque ocurrió cerca de la oficina del vicegobernador de Al Anbar, Hekmat Zidan, afirmaron las fuentes, que agregaron que varios funcionarios y policías se encuentran entre las víctimas.
Las ambulancias se desplazaron al lugar para trasladar a los heridos, algunos de ellos, graves.
El edificio objetivo del ataque fue en diciembre de 2009 blanco de un doble atentado que mató a 22 personas y causó heridas a otras cincuenta.
El pasado mes de junio, se produjeron en la provincia de Al Anbar varios ataques contra agentes del Ejército y de la Policía iraquíes, y contra miembros de los llamados "Consejos de Salvación", que colaboran con la Policía en la lucha contra el terrorismo en Irak.
Al Anbar fue uno de los principales bastiones de la red terrorista Al Qaeda tras la invasión estadounidense a Irak en 2003, y llegó a acoger la base de operaciones del líder de la organización en este país, Abu Musab al Zarqaui, fallecido el 8 de junio de 2006.
Por otro lado, en Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad, varios policías mataron a un insurgente que llevaba un cinturón cargado con explosivos.
El objetivo del suicida, que iba disfrazado de vendedor ambulante, era atentar contra un puesto de control de la Policía.
En este incidente resultaron heridos dos policías por la explosión del cinturón a causa de los disparos efectuados por los agentes contra el agresor.